Emite Inger ejercicios para adultos mayores recuperados de COVID-19

México, 24 May (Notimex). - El Instituto Nacional de Geriatría (Inger) emitió una serie de ejercicios respiratorios para ayudar a mejorar la función respiratoria en los adultos mayores infectados ...

México, 24 May (Notimex). - El Instituto Nacional de Geriatría (Inger) emitió una serie de ejercicios respiratorios para ayudar a mejorar la función respiratoria en los adultos mayores infectados con COVID-19.

Estos ejercicios, indicó, son recomendables para los adultos mayores que no requirieron de hospitalización y por lo tanto permanecen en aislamiento domiciliario y para aquellos que fueron dados de alta hospitalaria y regresaron a casa para seguir con su recuperación.

La primera actividad es la respiración con labios fruncidos para reducir la sensación de dificultad para respirar. En este ejercicio, detalló, el paciente debe respirar lentamente por la nariz, aguantar el aire de dos a tres segundos y soplar lentamente por la boca formando una “u” con los labios.

Un segundo ejercicio es la respiración abdominal o diafragmática, en la cual la persona se debe acostar con piernas semiflexionadas o sentarse, colocar las manos en el abdomen, tomar aire por la nariz al máximo que se pueda y sacarlo lentamente por la boca con los labios fruncidos. Este ejercicio se debe realizar por la mañana y tarde con 10 o 15 respiraciones.

Otro ejercicio es la respiración costal, donde el paciente se tendrá que acostar con las piernas estiradas o sentarse, colocar sus manos en el pecho, tomar aire por la nariz al máximo que se pueda y sacarlo lentamente por la boca con los labios fruncidos. Al igual que la respiración abdominal, esta actividad se deberá realizar por la mañana y tarde con 10 a 15 respiraciones.

En la cuarta actividad, el auto mayor deberá acostarse de lado en una superficie plana, inhalar por la nariz de manera normal y exhalar con la boca abierta de manera lenta hasta vaciar del todo los pulmones. Esta actividad se realizará durante cinco minutos dos veces al día recostado de lado izquierdo y derecho.

Por último recomendó realizar ejercicios de soplar de manera sostenida con la ayuda de una botella. Para este ejercicio el paciente tendrá que soplar a través de un popote o tubo de plástico conectado a una botella de agua para generar burbujas durante cinco a 10 minutos dos veces al día.

Estos últimos dos ejercicios, señaló el instituto, servirán para mover las secreciones que puedan estar en las partes más profundas de los pulmones hacia la zona más cercana de la boca para después expulsarlas al toser.