Indonesia y Malasia se unen a Filipinas en lucha contra Abu Sayyaf

Los gobiernos de Indonesia y Malasia aceptaron hoy unirse a la lucha de Filipinas contra el grupo extremista Abu Sayyaf, en el marco de una reunión trilateral celebrada en la ciudad de Yogyakara...

Los gobiernos de Indonesia y Malasia aceptaron hoy unirse a la lucha de Filipinas contra el grupo extremista Abu Sayyaf, en el marco de una reunión trilateral celebrada en la ciudad de Yogyakara, ante el secuestro de 14 indonesios.

En la reunión, presidida por el jefe de Estado de Indonesia Joko Widodo, las tres naciones acordaron el establecimiento de patrulles aéreas y navales conjuntas en aguas de Sulu y Célebes, cerca de la isla filipina de Jolo, donde Abu Sayyaf ha concretado sus secuestros.

"Nos hemos puesto de acuerdo para establecer un centro nacional de coordinación entre los tres países para facilitar el intercambio de información e inteligencia de una manera rápida, y coordinar cualquier emergencia”, informó el canciller indonesio, Retno Marsudi Militar.

En declaraciones a la prensa local e internacional al cierre del encuentro destacó que con el apoyo de Indonesia y Malasia a Filipinas, se podrá responder de manera más rápida y eficiente a cualquier amenaza del grupo armado, que lucha por establecer un Estado independiente.

La reunión fue convocada por el gobierno indonesio, tras el reciente secuestro de 14 pescadores en dos incidentes separados en las aguas internacionales de Jolo, donde Abu Sayyaf tiene sus bases.

Pese a que el grupo filipino liberó a 10 de los pescadores el domingo pasado, tras el pago de un rescate, Indonesia consideró necesario tomar mediadas urgentes para frenar las actividades de la milicia armada filipina.

A la reunión asistieron, además del Ministro de Asuntos Exteriores de Indonesia, el jefe de las Fuerzas Armadas, Gatot Nurmantyo, el canciller de Malasia, Anifah Aman y el comandante de las fuerzas armadas de ese país, general Zulkifeli Mohd Zin.

Por parte del gobierno filipino, acudieron el ministro de Asuntos Exteriores, D. José René Almendras, y el vicealmirante. C. César Taccad, comandante en jefe de la Armada de Filipinas, según reporte de la agencia estatal de noticias Antara.

"Hemos aprendido de la comunicación y la cooperación intensiva para asegurar la liberación de los 10 rehenes de Indonesia. Por lo tanto, hemos acordado fortalecer la colaboración en la gestión de los problemas de seguridad y patrullas coordinadas", destacó Retno.

El ministro indondesio destacó la importancia del patrullaje de los mares de Sulu, donde más de 100 mil embarcaciones navegan cada año, transportando más de 55 millones de toneladas métricas de mercancías y alrededor de 18 millones de pasajeros.

Abu Sayyaf lleva a cabo frecuentes secuestros para pedir rescate con lo que financia sus actividades y con los que busca recursos para el grupo extremista radical Estado Islámico (EI), que opera en Siria e Irak y al que el grupo rebelde le ha declarado lealtad.

El grupo filipino liberó el domingo pasado a 10 indonesios que secuestró a fines de marzo pasado en la sureña provincia de Tawi-Tawi, aunque todavía tiene en su poder a siete rehenes, entre ellos el canadiense Robert Halla, el noruego Kjartan Sekkingstad y la filipina Marites Flores.

Desde su creación en 1991, Abu Sayyaf ha llevado a cabo atentados con bombas, secuestros, ejecuciones y extorsión como parte de su lucha para establecer un Estado independiente regido por la Sharia (Ley Islámica) en el sur de Filipinas.

Se estima que actualmente Abu Sayyaf (Padre del Fabricante de Espadas) cuenta con unos 700 militantes en las islas de Jolo, Basilán y Mindanao.