Exploran una de las primeras obras de Piet Mondrian

*La actividad forma parte de las cápsulas visuales que ofrece el Museo Soumaya

*La actividad forma parte de las cápsulas visuales que ofrece el Museo Soumaya

Por Ángela Anzo

México, 21 de mayo (Notimex).— Atreverse a romper con la tradición fue uno de los sinos de Piet Mondrian (Amesfoort, Países Bajos, 1872—Nueva York, 1944), artista del que se puede conocer un poco más a través de una de sus primeras obras en un recorrido virtual disponible al público a través de redes sociales.      Este trabajo puede apreciarse gracias a una de las cápsulas que ofrece el Museo Soumaya, las cuales también pueden verse en el canal de videos del recinto, para conocer las diferentes salas, exposiciones y colecciones de algunos de los artistas más importantes de México y el mundo.      Tal es el caso del pintor holandés, a quien el investigador Alfonso Miranda escudriña a través de Caserío y molino para madera (1898), una obra de realismo social que tiene como protagonista a un molino, símbolo de identidad de la latitud neerlandesa, y su cultura; escena compuesta con colores vibrantes que remiten a una estampa bucólica, uno de los elementos de especial interés del artista.      “De él conocemos las vanguardias con colores primarios y esquematizados, como el rojo, el amarillo, el azul, el blanco y el negro, incorporados de una forma reticular; no obstante, los artistas no siempre están inmersos en el estilo artístico a los que los condena la lectura de la historia del arte”, anota.      El investigador agrega que tal como lo hizo el autor de Composition II in Red, Blue and Yellow, cada artista desde su propia localidad comienza a crear y, después de dominar plásticamente la escena, la deconstruye, atomiza y propone un lenguaje distinto, en una reacción a la tradición y no solo a la innovación por sí misma.      “Si nos acercamos podemos ver en este punto los tramos de color a veces ya intensos, en un ambiente donde aparentemente no deberían de existir... En este capítulo inicial se vuelve una fascinante clave interpretativa de lo que será la producción del artista, nos ayuda a redimensionar y establecer pautas de cómo va formándose y proponiendo nuevos discursos para incluso romper con ellos”.