Portaaviones de EUA vuelve al mar tras brote de COVID-19 a bordo

El portaaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt zarpó este jueves rumbo a altamar para una serie de ejercicios militares en preparación para su regreso a operaciones en el Pacífico.

El portaaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt zarpó este jueves rumbo a altamar para una serie de ejercicios militares en preparación para su regreso a operaciones en el Pacífico.

El buque regresó al mar tras pasar casi dos meses atracado en una base en la isla de Guam por un brote de coronavirus a bordo, informó este jueves la Armada de Estados Unidos.

La embarcación se encontraba anclada en Guam desde el 27 de marzo, mientras sus cuatro mil 800 tripulantes pasaban por cuarentena. Más de mil de ellos fueron diagnosticados con COVID-19 en ese periodo.

El barco abandonó la base naval de Guam y entró en el mar de Filipinas este jueves para pasar unas pruebas de calificación que requieren menos personal que otras misiones, y tener menos marineros a bordo posibilitará garantizar un distanciamiento social mejor durante la navegación.

La Marina de Estados Unidos anunció el 21 de abril que 710 miembros del portaaviones USS Theodore Roosevelt dieron positivo a la prueba de COVID-19.

El portaaviones se encontraba anclado en la isla al oeste del Pacífico desde el 1 de abril, y el caso obtuvo la atención internacional debido a la filtración de la carta de auxilio de su capitán, Brett Crozier, quien pedía a sus mandos “no dejar morir a los marineros”.