Venezuela pide al Consejo de Seguridad de la ONU actuar ante injerencia

El representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el embajador Samuel Moncada, denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU a Estados Unidos y Colombia como artífi...

El representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el embajador Samuel Moncada, denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU a Estados Unidos y Colombia como artífices de la incursión marítima en el país, del 3 de mayo.

Durante su partición acusó que ambas naciones “violaron las normas del Derecho Internacional” al reclutar mercenarios “para llevar a cabo el derrocamiento de un Estado” miembro de la ONU, por lo que pidió al organismo “cumplir las encomiendas de la Carta de las Naciones Unidas”.

Durante la sesión de hoy, convocada por Rusia para discutir la denominada “Operación Gedeón”, Rosemary Dicarlo, secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Políticos y del Mantenimiento de la Paz, aseguró que “la crisis en Venezuela” solo puede ser resuelta por los venezolanos.

Pidió además a los “actores políticos relevantes” restablecer las negociaciones, y urgió a todos los Estados miembros a apoyar su exhortación, porque “la única forma de resolver la crisis es el diálogo político y el respeto a los derechos humanos”.

Al respecto, apuntó que en el contexto de la pandemia por COVID-19 es “preocupante la ausencia de negociaciones” por su potencial impacto a Venezuela.

Por su parte, el embajador de Venezuela denunció que el gobierno estadounidense “ha admitido abiertamente que presiona a las empresas para que dejen de administrar gasolina a Venezuela”, lo que en el marco de la pandemia “podría constituir un crimen de lesa humanidad”.

Sobre las acusaciones del gobierno venezolano, Colombia negó cualquier tipo de participación en el intento de incursión marítima a su país vecino y aseguró que es “una nación hermana, a cuyos ciudadanos respeta y brinda ayuda”.

Asimismo, acusó al gobierno de Nicolás Maduro de “hacer caso omiso a las distintas iniciativas para encontrar una solución pacífica y negociada”; además, denunció que el país sufre una “crisis multidimensional”, en donde más de la mitad de su población está en pobreza.