Violencias contra las mujeres siguen presentes, admite Sánchez Cordero

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que las violencias contra las mujeres siguen presentes y tampoco se ha logrado eliminar la desigualdad laboral entre ellas y hombres.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que las violencias contra las mujeres siguen presentes y tampoco se ha logrado eliminar la desigualdad laboral entre ellas y hombres.

Durante el foro Prevenir es Convivir, organizado por el Instituto Nacional para el Federalismo y Desarrollo Municipal, expuso que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), existe un 30 por ciento de remuneración para las mujeres en diferencia con los hombres.

"Esta desigualdad laboral provoca también una distribución inequitativa de estas labores domésticas y tenemos que propugnar por esta distribución equitativa por el cuidado parental, pero falta mucho para conseguir en estos temas el reconocimiento de estos derechos y de estas libertades de las mujeres porque no ha concluido", expresó.

Añadió que una deuda pendiente es incorporar a las mujeres al desarrollo económico en igualdad de circunstancias, con igualdad laboral y en las prestaciones.

Asimismo, reconoció que el 80 por ciento de los casos que tiene la Unidad de Fortalecimiento al Sistema de Justicia son de mujeres privadas de su libertad que no han tenido juicios justos, algunas de ellas encarceladas porque han decidido abortar o porque el mismo ha sido de manera natural.

"Tenemos que mejorar el sistema de procuración y de impartición de justicia. Tenemos que diseñar mecanismos y generar acciones que a corto plazo rompan estas asimetrías de poder, estos prejuicios que se reproducen en las violencias en contra de las mujeres", declaró.

Sánchez Cordero también señaló que la pandemia puso en la mesa que los hombres y las mujeres son iguales no solamente ante la ley, sino en la sociedad, en la familia, y se tienen que compartir tareas.

Agregó que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la deserción escolar de las niñas, por el tema de cuidados y el tema de la situación laboral y precaria de las familias, ha llevado a la mujer que salga a estos trabajos fuera de la casa y han sido sobre todo las adolescentes quienes se hacen cargo del tema de cuidados.