Prevén en primera o segunda semana de junio, pico de COVID-19 en Tabasco

Un investigador de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) diseñó un modelo matemático que estima que el pico o punto máximo de contagio de COVID-19 en la entidad, se dará hacia finale...

Un investigador de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) diseñó un modelo matemático que estima que el pico o punto máximo de contagio de COVID-19 en la entidad, se dará hacia finales de la primera semana de junio o a inicios de la segunda.

El cálculo del catedrático Fidel Ulín-Montejo advierte que esto será así, pero si continúan en el estado los niveles de aplicación de las medidas de protección e higiene, y el acatamiento del distanciamiento social y el aislamiento voluntario.

La institución informó que el modelo Gompertz-Datamétrika, diseñado y construido por el científico tabasqueño, pronostica que para finales de mayo podría registrarse un mínimo dos mil 500 y un máximo de tres mil 800 casos acumulados, o bien podría ocurrir que la incidencia ronde el promedio de tres mil 200 confirmados.

La incidencia prevista amenazaría la capacidad y aun cuando el sistema de salud estatal se haya reforzado con personal e infraestructura, “es necesario mayor disciplina y acatamiento por parte de la población, para no hacer más complejo ni demorado el regreso a la normalidad”, dice el investigador en un comunicado.

El autor del diseño, quien es especialista en Ciencia de Datos, así como director general de Datamétrika Consultoría, aseguró que “con la actual tendencia de cuarentena, movilidad y distanciamiento social, para los días 23 y 24 de mayo se pronostican entre un mínimo de dos mil 800 y un máximo de tres mil 200 casos confirmados de contagios, con una media esperada de alrededor de tres mil casos”.

Agregó que si bien las conclusiones de su análisis matemático no representa motivo para cantar victoria, pues llegar al punto máximo no significa que se acaba la pandemia, sino que se llega a una meseta de contagios que podría durar un tiempo indeterminado, el resultado al que llega es un “signo alentador”.

Lo anterior, sostuvo, ya que representa una mejora “si se les compara con la tendencia de las semanas previas, con corte al 18 de mayo, en la que el tiempo de duplicación de contagios fue de 7.9 días, lapso que se ampliaría considerablemente con los resultados pronosticados”.

Añadió que a finales de este mes “apenas tendríamos un 2.5 por ciento relativo de nuevos casos respecto al total acumulado, esto significa alrededor de 85 nuevos casos diarios, lo que aún no indicaría un máximo alcanzado”.

La UJAT aseguró que el trabajo de Ulín-Montejo “es una aportación científica” para la toma de decisiones en torno al COVID-19, así como “para orientar a la sociedad tabasqueña”.