Partido gobernante norcoreano se alista para su séptimo Congreso

El gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte se alista este viernes para iniciar su séptimo Congreso donde la pregunta crucial será ¿sí habrá algún tipo de reformas económicas?.Se...

El gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte se alista este viernes para iniciar su séptimo Congreso donde la pregunta crucial será ¿sí habrá algún tipo de reformas económicas?.

Se trata de la reunión de máximo nivel del PT en 35 años, aunque desde octubre de 1980, fecha del último congreso, ha habido dos conferencias, asamblea de menor rango pero que ha tomado decisiones importantes.

La más reciente asamblea, en abril de 2012, llevó al cargo de primer secretario del PT al actual líder norcoreano Kim Jong-un, que se estima nació en 1983, apenas tres años después del sexto Congreso del PT.

Kim cumple este 2016 su cuarto año de dirigir Corea del Norte tras la muerte de Kim Jong-il, su padre, quien a su vez sucedió al abuelo del actual líder, Kim Il-sung, fundador del país y el partido.

Kim llega a la reunión del partido gobernante con un nuevo título, el de "Gran Sol del Siglo XXI", que se suma a los cargos de presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte, Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea y Secretario general del Partido de Trabajo de Corea.

En ese marco analistas han coincidido en que el séptimo Congreso permitirá consolidar el poder del actual máximo dirigente norcoreano, quien se impuso a uno de sus hermanos y un tío en la búsqueda del liderazgo del país asiático.

La excepción en ese desplazamiento familiar parece ser su hermana Kim Yo-jong, de unos 29 años de edad a la fecha, quien de acuerdo a la agencia surcoreana Yonhap podría ocupar una cartera ministerial.

Actual subdirectora del Comité Central del PT, el ascenso de la hermana del máximo líder lo afianzaría en el poder.

En tanto, existe alerta internacional ante las variadas versiones de que el gobierno norcoreano podría aprovechar esta reunión, que se extenderá el fin de semana, para realizar una nueva prueba nuclear o al menos otro ensayo balístico.

Pyongyang hizo dos pruebas que fracasaron en días previos de misiles de mediano alcance, lo que abre la posibilidad de que intente uno más.

Esos ensayos, al igual que los nucleares, han sido en abierto desafío al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas,que señalado que esas actividades no le están permitidas.