Pepe podría perder una mano por abusos de clínicas particulares

Familiares de José Rolando Ruiz Ávila exigieron a las autoridades de Salud atender de manera urgente a su paciente, pues este sábado sufrió un accidente con una esmeriladora, por el cual podría p...

Familiares de José Rolando Ruiz Ávila exigieron a las autoridades de Salud atender de manera urgente a su paciente, pues este sábado sufrió un accidente con una esmeriladora, por el cual podría perder una mano.

En entrevista con Notimex, Jesús, hermano de José, narró que casi a las 23:00 horas de este sábado, Pepe, de 48 años de edad, quien se encuentra desempleado, operaba una esmeriladora con disco para cortar madera, pero en un descuido se cortó parte de la muñeca y cuatro dedos, y ahora corre el riesgo de perder la extremidad.

Jesús dijo que de inmediato lo llevaron al Hospital General Xoco, alcaldía Coyoacán, pero no lo recibieron por sobrecupo por el brote de COVID-19

Ruíz Ávila señaló que minutos después una ambulancia lo trasladó a la Clínica de Especialidades Médicas Álamos en la alcaldía Benito Juárez.

Ahí les pidieron un depósito de 20 mil pesos, de una cuenta de 80 mil para atender su emergencia.

"Nada más estaban esperando el depósito de los 20 mil pesos y si no se cubría ese dinero no me lo podían atender en su emergencia, pero como no teníamos los recursos, esa clínica privada me hizo firmar documentos donde los deslindabamos de alguna responsabilidad, a pesar de que fue una negligencia lo que realizaron", sostuvo.

Por lo anterior, llevaron a su hermano al Instituto Nacional de Rehabilitación, donde sólo le colocaron suero y vendajes por mil 776 pesos, pero sin tratarlo.

Denunció a las clínicas privadas de "negligencia y negocio" al conducirse de esa manera durante la emergencia por COVID-19, al negar y cobrar altos costos para aquellas personas con alguna urgencia, como su hermano.

De acuerdo con Jesús Ruiz, ningún nosocomio privado atiende a pacientes que requieran una emergencia a quirófano o internados para su observación si no cuentan con la hoja que acredite que los pacientes no tienen coronavirus.

No obstante, señaló que para obtener el documento se debe pagar de 13 mil a 17 mil pesos para entregarse en un plazo de 48 horas.

“Imagínese, si tienes una emergencia ¿cómo le haces para que te atiendan?, aquí mi hermano puede perder su mano, y no queremos eso", enfatizó.

"Sólo le pusieron eso, no le dieron nada de medicamento, anestesia y todavía mi hermano seguía con su sangrado, después acudimos al Instituto Nacional de Rehabilitación dónde lo ingresaron a urgencias y le colocaron torniquetes para parar el sangrado e incluso le hicieron la prueba del COVID-19 para que lo puedan ingresar a quirófano; si no tengo ese papel, en ningún hospital me lo reciben",

Ruiz Ávila aseveró que al llegar al Hospital Salud Digna para Todos Culhuacán, atendieron a Pepe con mayor empeño, así como le aplicaron la prueba del coronavirus con la promesa de entregarle los resultados este lunes 18 de mayo a las 7:00 horas y así evitar que pierda su extremidad.

"Me dijeron que si mañana no presentó ese papel a las siete de la mañana en un hospital, las probabilidades podrían ser que mi hermano pierda la mano".

Lamentó que esto ocurra en México, porque se aprovechan haciendo cobros excesivos a personas sin recursos económicos para realizar el estudio del COVID-19.

"Pido a las autoridades que nos apoyen y que podamos ingresar a Pepe a un nosocomio, ya que él mantiene a mi papá y a él mismo, si pierde la mano cómo le hará para trabajar", puntualizó.