Duerme en el sur de Italia el supervolcán de los Campos Flégreos

Menos conocida que su vecino Vesubio, cuya erupción destruyó Pompeya y Herculano en el 79 de nuestra era, la zona volcánica de Campos Flégreos es más peligrosa y su activación tendría consecuencias...

Menos conocida que su vecino Vesubio, cuya erupción destruyó Pompeya y Herculano en el 79 de nuestra era, la zona volcánica de Campos Flégreos es más peligrosa y su activación tendría consecuencias planetarias.

Localizada al noroeste de la ciudad de Nápoles, se trata de una caldera de 15 kilómetros de diámetro, en su mayor parte bajo el mar.

Incluye al golfo de Pozzuoli, cuyas islas fueron creadas por la intensa actividad volcánica que en el siglo XVI ocasionó el nacimiento repentino del Monte Nuovo, explicó Francesco Peduto, presidente del Consejo Nacional de Geólogos italianos.

En un recorrido con medios de prensa en el cráter de la Solfatara, uno de los más de 40 volcanes de la zona, señaló que los Campos Flégreos son una área que “respira” como lo demuestra el fenómeno del bradisismo.

Ese fenómeno consiste en un periódico descenso o ascenso del nivel del suelo que hizo que el antiguo Tempo de Serapide, en Pozzuoli, emergiera del mar en pocos años.

Peduto recordó que en época prehistórica los Campos Flégreos registaron erupciones explosivas, como una ocurrida hace 39 mil años, cuando las cenizas llegaron hasta Siberia.

La última erupción, menos intensa y que dio origen al nacimiento del Monte Nuovo, tuvo lugar en 1538, pero según el experto “no podemos excluir que ocurran otras, aunque es poco factible una de tipo explosivo”.

Explicó que una erupción más contenida tendría efectos similares a la del volcán islandés Eyjafjallajokull, que en 2010 interrumpió el tráfico aéreo en Europa.

El principal riesgo, sin embargo, está relacionado con la gran cantidad de personas que habitan en la zona, un millón las cuales tendrían que ser evacuadas en poco tiempo en caso de un fenómeno eruptivo.

El área de los Campos Flégreos es monitoreada constantemente por un equipo del Observatorio Vesubiano, sección de Nápoles del Instituto Nacional de Geología y Vulcanología, que ha preparado planes de emergencia para la población, con mapeo de zonas rojas (las más peligrosas) y amarillas (con menor riesgo).

“La caldera de los Campos Flégreos es un sistema de lenta subida. De marzo de 2015 a la fecha la remonta (del suelo) ha sido de 8 centimetros, aunque desde enero de 2014 ha sido de 14 centímetros”, explicó, por su parte, el geólogo Vincenzo Morra, de la Universidad Federico II de Nápoles.

Reconoció que el estado de alerta en la zona es de color amarillo, que precede al rojo (el de máxima emergencia) y que no es posible establecer cuando y donde tendrá lugar la próxima erupción, aunque se hipotiza que podría ocurrir en el radio de un kilómetro en torno al cráter de la Solfatara.

“Antes de una erupción se registrarían diversos fenómenos que darían un lapso de tiempo de unos dos o tres días para evacuar a la población”, señaló.

Menos prudentes son otros expertos, como el geólogo Carlo Migliore, que resaltó que los Campos Flégreos son uno de los tres “supervolcanes” más peligrosos del mundo, al lado de Yellowstone, en Estados Unidos y el Lago Toba, en Indonesia.

Un supervolcán es una estructura cuya erupción puede modificar radicalmente el paisaje por decenas o centenares de kilómetros y condicionar el clima del planeta por varios años, con efectos cataclismáticos para la vida.

Migliore recordó que una intensa actividad sísmica, que en los años ochenta provocó la evacuación de miles de personas, hizo temer entonces lo peor, pero afortunadamente no hubo ninguna erupción y el alzamiento del suelo, que entre 1982 y 1984 fue de dos metros, se detuvo en 1985.

El nombre de los Campos Flégreos, sin embargo, no se debe tanto a la actividad volcánica y sísmica sino a los numerosos fenómenos hidrotermales que caracterizan la zona, como fumarolas y aguas termales de las que los antiguos romanos se servían.

La caldera, a nivel del suelo, incluye fumarolas con vapor constantemente emitido y varios estanques de lodo hirviente.

El área de los Campos Flégreos comprende también los barrios napolitanos de Agnano y Fuorigrotta, además de las localidades de Pozzuoli, Bacoli, Monte de Procida, Quarto y las islas Flégreas (Isquia, Procida y Vivara).