El aburrimiento, raíz de una novela

*El narrador Luis Pérez de Sevilla comparte su proceso creativo

*El narrador Luis Pérez de Sevilla comparte su proceso creativo

Por Víctor Jesús González

México, 17 de mayo (Notimex).— Fruto del aburrimiento que le provocaron los inviernos en Canadá, caracterizados por más de seis meses de encierro y temperaturas extremadamente frías, Luis Pérez de Sevilla escribió la novela El ataque, y ahora ofreció una videoconferencia desde España en la que habló de sus procesos creativos.      Rememoró que “estudié Ciencias Biológicas, después me mudé a Alemania y durante cinco años realicé el doctorado en neurociencias. Tomé un tiempo para descansar la mente y luego me trasladé a Canadá, porque tenía deseo de conocer su geografía; fue ahí donde decidí escribir esta novela”.      Dijo que tomó esta decisión “simplemente por aburrimiento. Los inviernos en ese país duran más de seis meses; era mi primera experiencia en ese clima. Cuando llegaban las tormentas no podía salir nadie. Me puse a ver películas apocalípticas, pero los actores eran malos y las trama ni les cuento. Incluso fui por libros a la biblioteca del mismo tema y eran peores”.      Bajo este contexto, Pérez de Sevilla contó al público conectado en las redes sociales que desde ese momento pensó que mejor él escribiría su novela, pero con un enfoque distinto de lo que ya había experimentado. Así, el trabajo creativo partió de la siguiente pregunta: ¿qué ocurriría si todos los perros del mundo deciden atacarnos al mismo tiempo?.      Con esta premisa, el escritor español explicó que tardó dos años en terminar su texto, que empezó en 2008 e incluye acciones lógicas para narrar cómo durante las noches, en el mundo entero, los canes se contagian de una especie de virus que los vuelve más fuertes y agresivos y rompen la certidumbre de las sociedades.      Para finalizar la charla virtual, el autor expresó que, para su sorpresa, “meses después de diciembre de 2019, en que salió la obra literaria, nos ha llegado un ataque que, aunque no es de perros, sí de coronavirus; y se están presentado escenarios como los de mi novela. Por ejemplo, la cuarentena, las escasez de alimentos en los supermercados y la gente enfadada con las clases políticas”.