Presidente surcoreano convocará reunión sobre gasto fiscal por COVID-19

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, presidirá este mes una reunión entre el Gobierno, el partido gobernante y la oficina presidencial para discutir el empeoramiento de la salud fiscal del p...

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, presidirá este mes una reunión entre el Gobierno, el partido gobernante y la oficina presidencial para discutir el empeoramiento de la salud fiscal del país en medio del enorme gasto planeado para luchar contra la COVID-19.

La reunión a celebrarse el 25 de mayo, se concentrará en cómo ajustar el ritmo de gasto fiscal para la lucha contra la COVID-19 ya que el país está elevando la expansión fiscal con el fin de proteger la economía de las consecuencias de la pandemia.

El Ministerio de Economía y Finanzas prevé que la deuda soberana de Corea del Sur aumente a unos 819 billones de wones (664 mil 230 millones de dólares) este año, 13.8 billones de wones (11 mil 190 millones de dólares) más que el presupuesto nacional de 2020 valorado en de 805.2 billones de wones (653 mil millones de dólares), el cual incluye las dos rondas de presupuestos suplementarios aprobados tras el brote del virus.

Con el presupuesto extraordinario adicional que sería de unos 30 billones de wones (24 mil 330 millones de dólares), se estima que la deuda nacional de Corea del Sur se eleve tanto como el 44.4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año, destacó la agencia de noticias Yonhap.

El presidente Moon ordenó a los funcionarios financieros y económicos que elaboren medidas para reforzar las capacidades fiscales del país.

Después de la próxima reunión con el gobernante Partido Democrático y la oficina presidencial, el Gobierno tiene previsto presentar su plan de gestión de política fiscal para 2020-2024 a la Asamblea Nacional en septiembre, junto con su propuesta presupuestaria para 2021.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) los 13 casos registrados en el último día elevaron el total de infecciones de COVID-19 a 11 mil 50, pero sin reportar ninguna muerte, manteniendo la cifra en 262.