La lucha por los derechos LGBT+; estigma sigue presente

El fundador de Círculo Diverso de México A.C., Raúl Ruiz Valtierra, señaló que si bien las personas homosexuales han avanzado en el reconocimiento de sus derechos aún falta mucho por hacer.

El fundador de Círculo Diverso de México A.C., Raúl Ruiz Valtierra, señaló que si bien las personas homosexuales han avanzado en el reconocimiento de sus derechos aún falta mucho por hacer.

A 30 años de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quitara la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, el activista sostuvo que esto ha representado un reconocimiento de las orientaciones sexuales.

No obstante, puntualizó en entrevista con Notimex, que en el caso de las personas transgénero la lucha continúa, pues aún hace falta alcanzar una mayor visibilidad para este sector que pide que se reconozca primeramente su identidad de género.

En este sentido, recordó que en 1978 surgió durante una marcha de la Revolución Cubana el Frente de Liberación Homosexual en México, donde sus integrantes decían consignas como “sin libertad sexual no habrá libertad social”.

“De ahí se desprende este bagaje de movimientos a los que se vienen sumando varias asociaciones civiles y colectivos que siguieron como parte de esta lucha”, dijo.

Apuntó que la educación es parte fundamental de este proceso de reconocimiento, pues a los niños desde pequeños se les debe inculcar el respeto por todo ser humano sin importar sexo, raza, religión y orientación sexual.

Esta acción, mencionó, traerá consigo que los infantes puedan recibir orientación en caso de que desde pequeños detecten que su preferencia sexual e identidad no concuerdan con las que social y biológicamente les fueron dadas.

“Hay que darles a conocer a los niños que existen las personas transgénero, bisexuales, homosexuales, porque desde muy tempranas edades hay algunos a los que ya se les nota una tendencia a cierta orientación y es ahí donde empieza el acoso escolar porque se nos invisibiliza”, dijo.

Narró que durante su juventud reprimió su verdadera orientación sexual, pues durante un tiempo estuvo casado con una mujer con quien tuvo dos hijos; en ese momento, en secreto se veía con otros varones hasta que fue descubierto por un familiar.

“Yo ya no podía y decidí buscar mi felicidad y la encontré, se llama Ulises Osvaldo Colunga Muñiz y es mi esposo y estamos juntos desde hace 17 años”, describió el activista.

Afirmó que su unión fue el primer matrimonio homosexual en Irapuato y el cuarto en Guanajuato, entidad que desde entonces suma 112 matrimonios entre personas del mismo sexo.

Ruiz Valtierra llamó a la sociedad y al gobierno a que apoyen a la comunidad Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual y Queer (LGBTTTIQ) para que pueda ser visibilizada y acceder al reconocimiento pleno de sus derechos.

“Nos hace falta empatía ponernos en los zapatos de los otros y reconocer que somos seres humanos, la humanidad no es binaria, la humanidad no es en blanco o negro, ni del todo buena ni mala, la humanidad socioculturalmente hablando es diversa”, aseveró.

Mientras que a los miembros de la comunidad los exhortó a continuar con la lucha y a no avergonzarse de su orientación o identidad sexual.

“Quiero decirles que se la crean, que se acepten, que griten en la calle que están orgullosos de ser lo que son, una persona que vale, que tiene derechos y que está luchando para que esos derechos regresen a nuestras manos, que no estamos enfermos, que somos como cualquier ser humano”, puntualizó.