Morris Gilbert comparte su experiencia de teatro en tiempos de COVID-19

*Compartió anécdotas y habló de los elementos para montar una obra

*Compartió anécdotas y habló de los elementos para montar una obra

Por Luis A. Echeverría Sánchez

México, 15 May (Notimex).– Con una trayectoria de 45 años, el productor teatral Morris Gilbert compartió los pormenores y hazañas que ha vivido para levantar piezas teatrales en México, y recordó que son contadas las veces que los telones han tenido que bajarse ante la desgracia, como los terremotos de 1985 y 2017 respectivamente, la epidemia de influenza en 2009 y la pandemia de COVID-19 en fecha recién.

En un conversatorio con la periodista Mónica Garza, a través de la plataforma Zoom, Morris Gilbert precisó: “Esto que estamos viviendo ahora, obviamente es inédito, nunca jamás visto. En 45 años de carrera no había visto, pero ni soñado, que nos podía llegar a suceder algo así, siempre me gusta jactarme, honestamente, de la temporada de ‘Mentiras’, que lleva 581 semanas al hilo, desde que estrenamos (en 2009) hasta la fecha”.

El productor, quien ha levantado musicales de gran formato como Wicked,El Rey León, Si nos dejan o Los Miserables, en la Ciudad de México, no sólo platicó sobre la situación que padece el teatro en México, sino que profundizó en los eventos que lo han acompañado a lo largo de su carrera, desde que produjo y protagonizó Los hijos de Kennedy, en 1975, hasta el estreno de Perfectos Desconocidos, en el Teatro Libanés, en 2019.

Por más de una hora, en la que tanto Garza como Gilbert fueron escuchados por varios interesados en la trayectoria del productor, este comentó que sus inicios ocurrieron como actor a mediados de 1970, al tiempo que incursionó en la producción teatral, un camino que se convirtió en un reto al tener que pagar “derecho de piso”, mismo que afrontó con arrojo, algo que más allá de una cualidad, se volvió en el motor que lo impulsó a caminar unas veces y correr otras a lo largo de cuatro décadas y media de trayectoria.

Durante el también denominado Master Class, Morris compartió que la obra, el interés del productor, una vena comercial y el acto de fe, son los elementos base para ejecutar una pieza teatral, sea musical o de texto, donde no existe un “plan b”, sino todo el abecedario de opciones para enfrentar los escenarios y panoramas inciertos que pudieran presentarse, donde la frase “El espectáculo tiene que continuar”, tiene que brillar.

Asimismo, el encargado de montar los principales musicales de Broadway en México, destacó que con cada producción realizada en México el proceso ha sido distinto, y aunque ahondó en situaciones como los derechos de autor, la renta de un teatro y la conformación de un equipo de trabajo, puso principal énfasis en que los artistas que forman parte de sus obras, tienen el talento necesario para encabezar un reparto.

“He logrado impulsar a mucha gente en el gremio que hoy ocupa lugares muy importantes, y que recibieron su oportunidad viniendo a tocar la puerta, haciendo sus audiciones y con su talento por delante, porque eso es lo que en mi carrera siempre ha importado, el talento. No hay ninguna forma de trabajar en una obra de Morris Gilbert, más que ganándose el papel a través de su talento”, dijo contundente.

Morris, quien también ha montado obras musicales, que hoy son clásicos, como El Fantasma de la Ópera, Los Miserables o El hombre de La Mancha compartió que el productor teatral Cameron Mackintosh, le dio un curso sobre el argot y aprendió consejos que hoy lo siguen acompañando en su carrera, mismos que sin temor, regaló a quienes presenciaban la conversación en la plataforma; “Cree en tu proyecto antes que nada”, “Si lo crees lo vas a conseguir” y “No traiciones a tu intuición jamás”.

El productor, quien lo mismo ha estrenado obras musicales que comedias, añadió que su relación con la prensa se ha vuelto entrañable con el tiempo, con la fortuna de conocer a la mayoría de los que conforman los medios de comunicación, y a uno que otro detractor, además, Morris expresó con sabiduría: “Me arrepiento de todo aquello que no hice, no de lo que hice”.

Antes de finalizar la trasmisión, Morris recordó que su amor por los musicales surgió a raíz de haber visto El hombre de La Mancha, con la actriz Nati Mistral, con quien tuvo un vínculo cercano, en tanto que dejo ver que, entre sus planes a futuro, está remontar la obra ¡Qué plantón!: “¡Qué viva el teatro! Por muchos, muchos siglos por venir”, finalizó el productor.