Empresas de Jalisco, obligadas a monitorear trabajadores en reactivación

Para su reapertura el próximo 1 de junio, las empresas de Jalisco deberán firmar una carta compromiso para realizar pruebas de detección de COVID-19 e instalar protocolos sanitarios a partir del 1...

Para su reapertura el próximo 1 de junio, las empresas de Jalisco deberán firmar una carta compromiso para realizar pruebas de detección de COVID-19 e instalar protocolos sanitarios a partir del 18 de mayo.

Para la aplicación de pruebas PCR, las empresas deberán inscribirse en el sitio de internet www.coronavirus.jalisco.gob.mx para programar el monitoreo que es parte del modelo Radar Jalisco, que aplica pruebas a casos sospechosos de contagio de coronavirus SARS-CoV-2.

En la “Fase 0”, que iniciará el lunes 18 de mayo, deberán instalarse protocolos sanitarios. Cada empresa realizará una revisión a su plantilla laboral, entregará un reporte semanal y de acuerdo con el número de trabajadores, programará pruebas para detectar casos positivos.

En conferencia, autoridades estatales anunciaron que las empresas se dividieron en dos grupos, las que tengan menos de cien trabajadores y las que superen esa cantidad.

A las empresas de menos de cien trabajadores en su plantilla se les dará la posibilidad de hacer pruebas en los módulos de la UdeG y unidades itinerantes de la Secretaría de Salud en los diversos municipios de la entidad.

Los centros de trabajo con una plantilla mayor a un centenar de empleados deberán pagar las pruebas en la red de laboratorios privados autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDre) y cubrirán el costo.

De acuerdo con Bárbara Casillas García, coordinadora de Gestión Estratégica de Desarrollo Social de Jalisco, Radar Jalisco llevará a cabo 130 pruebas diarias para empresas de plantilla reducida, diez para el sector industrial, ocho para comercios y dos para el ámbito de servicios.

La Universidad de Guadalajara llevará a cabo 30 pruebas para el sector industrial, 30 para comercios y 20 para el sector de servicios

Alejandro Guzmán Larralde, coordinador de crecimiento y Desarrollo Económico, informó que el modelo de detección temprana ayudará al monitoreando conforme se vayan reabriendo empresas o negocios y se tenga una estadística del incremento de las proyecciones de contagios.

“En las empresas con menos de cien trabajadores se programará de forma aleatoria, bajo un enfoque epidemiológico, una prueba cada 21 días. Las que tengan más de harán una prueba cada 15 días”, explicó.

En la “Fase 0”, las empresas de plantilla reducida deberán hacer un monitoreo diario de los trabajadores, entregar un reporte semanal y reportar casos de inmediato.

La misma dinámica deberán seguir las empresas con más de cien empleados, que además deberán entregar un reporte de las pruebas que realicen en laboratorios privados. En caso de presentar casos positivos, deberán aislarlos, realizar reporte de contactos y notificar a las autoridades sanitarias.

Guzmán Larralde detalló que el 1 de junio, las empresas deberán operar a un máximo de 50 por ciento e incluye a las dedicadas a la venta de muebles, tecnología, calzado, joyería, cervecería, agroindustria, textil, vestido, inmobiliarias y hotelería con restricción a área comunes.

Los comercios que podrán abrir son aquello que venden los mismos productos que se ofertan en supermercados como pintura, ferreterías y material eléctrico, que deberán tener en su interior a una persona por cada siete metros cuadrados y un máximo de 50 clientes de manera simultánea para espacios de 350 metros cuadrados.

Casillas García informó que la cantidad de pruebas PCR adquiridas por el gobierno estatal serán suficientes para aplicar el monitoreo de Radar Jalisco, que actualmente ha realizado poco más de 12 mil pruebas en la entidad.

Alertó a las empresas que las pruebas rápidas no están permitidas aún en el país, por lo que su venta podría ser un fraude y pidió no adquirirlas, sino acudir a laboratorios autorizados