Asesoramiento científico, base de la respuesta británica ante COVID-19

La base de las decisiones del gobierno de Reino Unido para contener la emergencia es el asesoramiento científico y médico y esto es lo que seguirá haciendo ante el complejo escenario que le plantea...

La base de las decisiones del gobierno de Reino Unido para contener la emergencia es el asesoramiento científico y médico y esto es lo que seguirá haciendo ante el complejo escenario que le plantea la epidemia de COVID-19, aseguró la embajadora del país europeo en México, Corin Robertson.

En una reciente entrevista con Notimex, la diplomática consideró que era muy pronto para conocer con claridad cuáles eran las razones de que el COVID-19 quitara la vida, en ese entonces, a más de 32 mil británicos, así como de que el país se convirtiera en el epicentro de la pandemia en Europa.

“Creo que todavía es muy temprano para tener este tipo de reflexión y sacar conclusiones, porque todos los países han tenido experiencias distintas. Dentro de unos meses o después de la pandemia tendremos más certidumbre sobre cuáles eran las mejores medidas sanitarias, económicas y consejos para la sociedad”, dijo Robertson a esta agencia de noticias.

“En los últimos dos meses hemos ido adaptando la respuesta doméstica según los consejos científicos. Cada día aprendemos más sobre el virus”, comentó.

La embajadora estimó que Reino Unido no estaba en posición de rebajar en demasía las restricciones, pues atravesaba por una etapa muy difícil de la emergencia, dada la gran cantidad de muertes.

Reino Unido maneja con cautela las decisiones en torno a la pandemia, mencionó la diplomática, y agregó que, como otros países, tampoco podía prever lo que podría pasar ante la nueva enfermedad.

“Vamos aprendiendo como todos y por eso tenemos una política bastante cautelosa con respecto a la salida de la emergencia. No queremos tomar decisiones muy rápidas porque queremos aprender de la experiencia de otros países”, principalmente de los que lograron contener la enfermedad, subrayó Robertson.