Protestan con cacerolazos en El Salvador por crisis ante COVID-19

Habitantes de El Salvador protestan cada noche desde sus viviendas con pitazos y cacerolazos para hacer ruido frente al abuso de autoridad y la escasez, generadas por las medidas de cuarentena domicil...

Habitantes de El Salvador protestan cada noche desde sus viviendas con pitazos y cacerolazos para hacer ruido frente al abuso de autoridad y la escasez, generadas por las medidas de cuarentena domiciliar obligatoria, las cuales forman parte de la estrategia contra el coronavirus.

El secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, dijo este jueves a medios locales que estas formas de expresión son muestra de la democracia existente en el país. De acuerdo con el funcionario, "la gente puede manifestarse de la manera que sea, siempre y cuando no se dañen los derechos de los otros".

En contraste a las declaraciones de Castro, durante las protestas se han visto esfuerzos de la policía nacional por contener el descontento. También, la noche del miércoles, el presidente Nayib Bukele publicó un tuit en su cuenta oficial, criticando los pitazos y cacerolazos de la ciudadanía.

“Cuando vi este video, me indigné. Luego recordé que los padres de muchos de los que salen a pitar, mataron curas, violaron monjas, financiaban escuadrones de la muerte, saquearon nuestro país. Lo que hacen sus hijos no es nada, en comparación”, dijo Bukele en respuesta a los videos donde se observan y escuchan las protestas.

El secretario del Ejecutivo destacó que el gobierno está consciente de las necesidades del gobierno y se requiere dar una respuesta clara a la crisis. A pesar de ello, cada vez más familias en El Salvador ondean banderas blancas en las afueras de sus hogares porque se han quedado sin alimentos.

A ocho semanas del comienzo de la cuarentena, las muestras de descontento crecen y es expresado cada noche desde los balcones y ventanas. Por un lado, hay quienes protestan por el abuso de autoridad cometido por policías durante las detenciones; por otro, están aquellos que exigen una solución inmediata a la crisis económica por la suspensión de labores “no esenciales”.

De acuerdo con el medio local Prensa Gráfica, se ha detenido a dos mil 424 personas por violar el confinamiento decretado por las autoridades. No obstante, aún no se cuenta con una ley para regular el uso de la fuerza y los casos que ameritan detención.

En cuanto a la crisis económica, el representante del gobierno dijo que para atender la crisis se ha utilizado el presupuesto aprobado por lo establecido en la ley. Sin embargo, aún se encuentran en espera de distintos préstamos aprobados por la Asamblea Legislativa.

Para atender la escasez, el Ejecutivo ha prometido entregar canastas de alimentos valoradas con los fondos aprobados. Sin embargo, no se ha logrado dar cobertura a toda la población ni atender las necesidades de las familias salvadoreñas. En tanto, el país centroamericano ya rebasó los mil contagios.