Israel, 72 años de su declaración como Estado independiente

Se cumplen 72 años de que Israel declarara su independencia como Estado, en la región que correspondía a la mitad del territorio de Palestina.

Se cumplen 72 años de que Israel declarara su independencia como Estado, en la región que correspondía a la mitad del territorio de Palestina.

Luego de la Segunda Guerra Mundial y la masacre nazifascista en contra de los judíos, la Organización de las Naciones Unidas decidió que el territorio de Palestina se dividiera por la mitad y se constituyeran dos Estados: uno musulmán y uno judío.

El acto no fue aceptado por las naciones árabes que se encontraban en los alrededores de Palestina y ha ocasionado un conflicto internacional en Medio Oriente entre, principalmente, Israel y Palestina.

El día siguiente a la declaración de Israel, los palestinos consideraron que inició la nakba, que significa "catástrofe" o "desastre".

En la declaración de la independencia del Estado de Israel, los judíos reiteran su derecho a contar con un lugar en el cual desarrollarse como nación, como pueblo, y además reivindican constantemente sus valores religiosos como parte de la fundamentación sobre la importancia del territorio considerado sagrado.

“La catástrofe que recientemente azotó al pueblo judío –la masacre de millones de judíos en Europa– fue otra clara demostración de la urgencia por resolver el problema de su falta de hogar, restableciendo en Eretz Israel el Estado Judío, que habrá de abrir las puertas de la patria de par en par a todo judío y conferirle al pueblo judío el status de miembro privilegiado en la familia de las naciones”, señala un fragmento de la declaración de independencia.

Israel, con el apoyo de Estados Unidos, ha avanzado en la ocupación de territorios que corresponden a Palestina, superando incluso el decreto de la ONU sobre la mitad del territorio.

Por otro lado, Palestina sólo ha logrado tener un apoyo firme de países africanos y algunos de Medio Oriente que, sin embargo, no tienen posibilidades de colaborar militarmente con los palestinos.

Los enfrentamientos entre los israelíes y los palestinos no sólo han sido constantes sino que han sido desiguales: mientras que los judíos cuentan con un gran equipo militar, los palestinos participan en los enfrentamientos armados mayormente con piedras y cuerdas para hacer hondas.

Los palestinos, organizados a nivel popular en los barrios ocupados, también se han organizado de manera militar en organizaciones como Hamas, que se declara yihadista y nacionalista, y encabezó lo que se ha considerado la guerrilla con más duración en la historia.

Israel no ha cesado sus intentos por mantener el control de la región y aumentar su influencia y recientemente anunció su intención de anexarse más territorios: Cisjordania. Sin embargo, esto no ha podido concretarse, en parte, por falta de apoyo internacional.

Estados Unidos ha jugado un papel fundamental en el conflicto y ha promovido abiertamente los intereses de los judíos frente a los musulmanes. Parte de eso fue el reconocimiento que el gobierno de Donald Trump hizo de Jerusalén como la capital oficial de Israel.

Jerusalén es parte del territorio en disputa, pues tanto Palestina como Israel lo consideran propio. Lo polarizado del ambiente internacional no permitió que hubiera un apoyo irrestricto a la declaratoria de Trump y la mayor parte de la comunidad internacional no se ha pronunciado al respecto.

A lo largo de estos 72 años, se han hecho diversos intentos de pacificar la zona, pero la mayoría de los acuerdos internacionales no responden a las necesidades de ambos pueblos de manera igualitaria, por lo que no parece que la región pueda ver la paz en el futuro cercano.