Suma EUA más de 36 millones de desempleados en ocho semanas

Las solicitudes de ayuda por desempleo en Estados Unidos siguen al alza. Este jueves se informó que en la semana que terminó el 9 de mayo, 2 millones 981 mil norteamericanos pidieron el apoyo por de...

Las solicitudes de ayuda por desempleo en Estados Unidos siguen al alza. Este jueves se informó que en la semana que terminó el 9 de mayo, 2 millones 981 mil norteamericanos pidieron el apoyo por desempleo del gobierno, con lo que más de 36 millones de personas se han quedado sin trabajo en las últimas 8 semanas.

Este resultado muestra el impacto negativo en el mercado laboral estadunidense por el cierre de la mayor economía del mundo, debido a la pandemia de COVID-19.

Los recortes de plazas han afectado severamente a los migrantes mexicanos en Estados Unidos, muchos de los cuales estarían preparando su regreso al país, lo que podria afector los flujos de remesas para lo que resta del año.

Las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana pasada superaron las 2.5 millones esperadas por el mercado. Aunque el resultado de la semana pasada es el nivel más bajo de las últimas ocho semanas, continúa siendo más de 10 veces mayor a lo que se promedió en el 2019, de 223 mil solicitudes por semana.

Las solicitudes continuas de apoyo por desempleo, que muestran las personas que fueron elegibles para recibir el beneficio y que actualmente lo están recibiendo, se ubicó en 22.83 millones de personas, lo que representa el 14.59% de la fuerza laboral.

En Estados Unidos, los demócratas han presentado un nuevo plan de estímulo económico para enfrentar el COVID-19, de 3 billones de dólares. La propuesta se ha presentado en la Cámara de Representantes y será votada, si no hay cambio de planes, este viernes.

No obstante, el plan no acaba de convencer y los demócratas necesitan el apoyo de algunos republicanos para sacarlo adelante, pero el partido de Donald Trump parece no estar de acuerdo.

El plan Incluye, entre otras cosas, fondos para los gobiernos estatales y locales, pagos directos adicionales a los trabajadores estadunidenses y recursos para el cuidado de la salud y la realización de pruebas del coronavirus.

Si se aprueba, sería el cuarto y más caro de una serie de proyectos de ley aprobados para hacer frente a la pandemia y a sus efectos económicos.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, comentó ayer que la economía se reabrirá lentamente, pero advirtió que esperar demasiado tiempo supone arriesgarse a daños severos en la economía