Kirguistán ratifica cadena perpetua a defensor de derechos humanos

La Suprema Corte de Kirguistán reiteró hoy la condena de cadena perpetua al defensor de derechos humanos, Azimjan Askarov, quien se ha caracterizado por denunciar los casos de violencia policial.

La Suprema Corte de Kirguistán reiteró hoy la condena de cadena perpetua al defensor de derechos humanos, Azimjan Askarov, quien se ha caracterizado por denunciar los casos de violencia policial.

Askarov, perteneciente a la minoría nacional uzbeka, ha lucha durante muchos años por libertades políticas para su comunidad y ha sido reprimido por el Estado de Kirguistán.

El uzbeko fue condenado a cadena perpetua en 2010 luego de haber sido detenido de manera arbitraria, torturado, recluido en condiciones inhumanas, mientras se le negaba su derecho a la preparación de su defensa legal.

Por ello, el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró en 2016 que se estaban violando artículos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Incluso pidió que el gobierno tomara las medidas que fueran necesarias para liberar a Askarov.

Luego de que la defensa del hombre solicitara que se reconsiderara el veredicto del tribunal en tres ocasiones, la Suprema Corte reiteró la condena de cadena perpetua.

La decisión ha sido cuestionada por la Unión Europea y por Amnistía Internacional.

La Unión Europea ha recalcado que la decisión viola estatutos internacionales y que pone en peligro la vida del defensor de derechos humanos, sobre todo en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Por su parte, Amnistía Internacional señaló que la decisión “es un ejemplo descarado del enjuiciamiento desproporcionado y los juicios injustos contra los uzbekos después de la violencia”.

Así, la organización se sumó a los llamados internacionales que exigen la libertad incondicional del uzbeko.