Pompeo llega a Israel para discutir tema de Cisjordania

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llegó esta mañana a Israel para discutir, entre otros temas, los planes del nuevo gobierno de unidad para anexar las partes ocupadas de Cisjor...

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llegó esta mañana a Israel para discutir, entre otros temas, los planes del nuevo gobierno de unidad para anexar las partes ocupadas de Cisjordania.

Este es el primer viaje que realiza una figura de alto rango a territorio israelí desde que se cerraron las fronteras, a finales de marzo, para reducir el contagio de COVID-19. También es el primer viaje de Pompeo al extranjero desde su visita en Afganistán.

El funcionario estadounidense aterrizó en el aeropuerto Ben-Gurion cerca de Tel Aviv. Se anunció previamente que de manera “preventiva” no podrá reunirse con el embajador estadounidense en el país, David Friedman, porque este último tiene “síntomas respiratorios”, según informó oficialmente la embajada que también descartó un posible contagio de coronavirus.

Está previsto que Pompeo se reúna con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para conversar en la residencia del mandatario a las 10:00 (7:00 GMT) y tres horas después lo hará con el ministro de defensa designado Benny Gantz, ex rival de Netanyahu y gobernante suplente en el gobierno de unidad conseguido entre ambos líderes israelíes, según reportó el diario local The Times of Israel.

Con Netanyahu, Pompeo discutirá la amenaza iraní y los esfuerzos israelíes para expulsar su presencia en territorio sirio. Esta plática ocurrirá cuando Israel ha intensificado sus ataques contra objetivos iraníes en Damasco. Según el sitio Ynet, también podrían tratar el programa de misiles de Irak, Líbano y el grupo Hezbolá.

Según un funcionario israelí, el respaldo estadounidense a los planes de anexar las partes ocupadas en Cisjordania, a la soberanía israelí, dependerá si el presidente estadounidense, Donald Trump, considera que le beneficiará electoralmente para su reelección de noviembre próximo.

Fuentes de Ynet consideran que un respaldo a la anexión también podría dañar la estabilidad de la región y provocar una ola de disturbios en el mundo árabe. Aunque han reconocido, los israelíes presionan a Trump para que respalde la anexión antes de las elecciones.

Después de 17 meses de no lograr un acuerdo político, Netanyahu y Gantz tomarán posesión el jueves frente a la Knéset, Parlamento israelí, en esta misma capital.