Pide PRI en Senado atender salud mental de ciudadanos ante confinamiento

La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República solicitó atender la salud mental de las personas ante el aumento de 939 por ciento en el número de llamadas a...

La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República solicitó atender la salud mental de las personas ante el aumento de 939 por ciento en el número de llamadas a los centros de ayuda durante la contingencia sanitaria.

En un punto de acuerdo turnado al Grupo Plural de Seguimiento a la Pandemia de COVID-19, indicó que “se requiere dar asesoría por teléfono o algún medio electrónico, porque los trastornos como la ansiedad, depresión, angustia, paranoia, miedo, insomnio y consumo de sustancias, crecen conforme avanzan los días de confinamiento”.

Recordó que el gobierno federal atiende los problemas de salud mental por la contingencia sanitaria a través líneas de ayuda, como Locatel y centros de integración juvenil, e indicó que en las últimas dos semanas las llamadas pasaron de 84 a 524 diarias, lo que representa un aumento de 939 por ciento, según datos proporcionados por la Secretaría de Salud.

También señaló que durante la contingencia por COVID-19, la UNAM -a través de clínicas del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina- dan atención psiquiátrica, psicológica y psicosocial a distancia, por una plataforma de telemedicina y expediente electrónico, a los integrantes de la comunidad universitaria que lo requieran.

Al respecto, el grupo parlamentario priista exhortó a los medios de comunicación públicos concesionados a dar a conocer esta red de asesoría y atención de salud mental, mientras que a las secretarías de Salud y de Educación Pública, pidió poner en marcha una estrategia de atención para este sector y prevenir las secuelas.

Cabe recordar que recientemente rectores de universidades públicas y privadas firmaron el “Acuerdo Nacional por la Unidad en la Educación Superior”; donde se comprometieron a ayudar a la sociedad con apoyo científico, técnico, con infraestructura y equipamiento para atender los efectos mentales ocasionados por este fenómeno epidemiológico.