Denuncian a compañía aérea española por incumplir distanciamiento

La Guardia Civil española denunció a una aerolínea con sede en esta capital por inclumplir las normas de prevención contra el COVID-19, tras volar con una ocupación superior al 70 por ciento y no...

La Guardia Civil española denunció a una aerolínea con sede en esta capital por inclumplir las normas de prevención contra el COVID-19, tras volar con una ocupación superior al 70 por ciento y no respetar la distancia física entre sus pasajeros.

La denuncia llegó luego de que pasajeros de un vuelo entre Madrid y Gran Canaria mostraron indignación en redes sociales por el incumplimiento de las normas de la aerolínea. De acuerdo con la cadena española RTVE, durante el aterrizaje se comprobó el traslado de 155 pasajeros de un total de 180.

La Guardia se presentó en el aeropuerto de Gando, en la isla de Gran Canaria, para comprobar sus denuncias. De acuerdo con la orden del Ministerio de Transportes, publicada el domingo pasado en el Boletín Oficial del Estado, los vuelos a las islas están permitidos por motivos de “fuerza mayor” acreditados por los pasajeros.

Aunque el texto especifica que las compañías deben limitar al 50 por ciento la capacidad de sus vuelos entre las islas de Canarias y Baleares, no se especifica la limitación para vuelos desde la Península. Con ello, las normas quedaron en manos de las aerolíneas y en los presidentes de las comunidades autónomas.

Iberia Express explicó la víspera que ha cumplido con las directrices marcadas en el decreto del estado de alarma, anunciado el 14 de marzo. La firma agregó que sus transportes cuentan con un sistema de aire que se renueva cada dos y tres minutos con “una eficiencia del 99.99 por ciento” contra virus y bacterias.

Explicó que las normas del estado de alarma no citan restricciones específicas y que, durante la baja ocupación de los vuelos, han ofrecido la máxima separación mediante la asignación gratuita del asiento, reportó el diario El País.

Las denuncias de la Guardia Civil se sumaron a otras presentadas el mes pasado contra las aerolíneas Air Europa e Iberia por vulnerar la distancia de seguridad entre los pasajeros en dos vuelos que arribaron a Ibiza.