Regresa a Italia trabajadora humanitaria secuestrada en Kenia en 2018

La trabajadora humanitaria italiana Silvia Romano, quien fue secuestrada mientras era voluntaria en Kenia en 2018 por un grupo terrorista, regresó este lunes a Milán y fue recibida como una heroína...

La trabajadora humanitaria italiana Silvia Romano, quien fue secuestrada mientras era voluntaria en Kenia en 2018 por un grupo terrorista, regresó este lunes a Milán y fue recibida como una heroína, tras negociaciones del gobierno italiano y ayuda de Turquía.

Romano fue secuestrada el 20 de noviembre de 2018 por un comando de ocho personas armadas en el condado de Kilifi, Kenia, mientras trabajaba en una misión de la ONG Africa Milele. Solo tenía 23 años.

El secuestro fue liderado por un somalí de nombre Adhan Omar, integrante del grupo terrorista islamista Al Shabab. A partir de entonces, viviría 18 meses en Somalia. En algún momento de su secuestro, Italia pensó que Romano había muerto.

Su liberación ocurrió tras una compleja negociación entre los servicios secretos italianos y los terroristas, la cual culminó este domingo. Los servicios secretos de Turquía comenzaron a apoyar la negociación desde diciembre de 2019, a petición de Italia.

En su retorno a su casa en Milán, destacó el hecho de que Romano, quien era católica según la prensa local, regresó convertida al islamismo y adoptó el nombre de Aisha. De acuerdo con un experto llamado Domenico Quirico, consultado por El País, la conversión al islam es un rito que siempre se ofrece a los secuestrados.

Sin embargo, algunos sectores de la sociedad, incluida la prensa de derecha, comenzaron a insultar a Romano por haberse convertido a la religión y a amenazarla a través de redes sociales. Por ello, la prefectura evalúa la posibilidad de brindarle protección, informó Il Messaggero.