Se redujo movilidad vehicular en Corregidora el Día de las Madres

La movilidad en el municipio de Corregidora pasó, de 45 a 50 vehículos a inicios de la semana, a un promedio de 15 a 20 vehículos este fin de semana, informaron autoridades.

La movilidad en el municipio de Corregidora pasó, de 45 a 50 vehículos a inicios de la semana, a un promedio de 15 a 20 vehículos este fin de semana, informaron autoridades.

El director de Protección Civil de Corregidora, Omar Lugo Aguilar, declaró que la estadística se tiene a partir de los operativos y filtros sanitarios en las vialidades más concurridas y los puntos de acceso al municipio, instalados para contener el contagio por COVID-19.

El funcionario señaló que cuando comenzó el operativo sanitario era más notorio el desacato de las personas, quienes salían con familias enteras en el vehículo.

Sin embargo, conforme avanzó el tiempo y particularmente el fin de semana pasado, que incluyó la celebración del Día de las Madres, se pudo detectar que siete de cada 10 personas que han pasado a filtro, cuentan con cubrebocas.

“Esto nos ha dado buen resultado y nos hemos dado cuenta que la gente se está sumando, está entendiendo y comprendiendo lo que estamos llevando a cabo”, expresó el funcionario.

Abundó que durante estos operativos se realiza un embudo para realizar los filtros, especialmente de quienes vienen de otros estados o quienes no cuenten con cubrebocas, así como vehículos donde vienen más de dos personas en el interior, y una vez con el personal se les explican las medidas que tienen que seguir.

Los filtros dentro del municipio están cambiando la ubicación constantemente, pero en el caso de los puntos de acceso al se han mantenido y en vialidades más concurridas.

Estimó que la afluencia vehicular disminuyó este domingo 10 de mayo con relación con inicios de la semana y de los operativos, ya que en promedio eran filtrados de 45 a 50 vehículos en cada punto, mientras que ayer eran de 15 a 20 vehículos.

Dijo que a las personas que son filtradas y no cumplen con las medidas preventivas, se les toma un registro de sus datos como una advertencia inicial antes de aplicar sanciones.

En general, la reacción de las personas es de disgusto, aunque no ha sido necesario remitir a nadie, y cada vez es más notorio el compromiso de los ciudadanos con los protocolos sanitarios.