Lamenta CIDH reducción de presupuesto para universidades en Ecuador

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó hoy su preocupación ante la decisión del gobierno de Ecuador, que preside Lenín Moreno, de reducir significativamente el presupuesto ...

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó hoy su preocupación ante la decisión del gobierno de Ecuador, que preside Lenín Moreno, de reducir significativamente el presupuesto de las universidades públicas.

En coordinación con la Relatoría Especial sobre derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la propia CIDH, el organismo consideró que la medida podría tener repercusiones desde una perspectiva de derechos humanos.

El recorte impactará de manera negativa en el acceso y la calidad de la educación para miles de estudiantes ecuatorianos, además de lesionar los derechos laborales de los derechos laborales de docentes y personal del sector universitario.

La CIDH, adscrita a la Organización de los Estados Americanos (OEA), reconoció que Ecuador enfrenta una difícil situación a causa del COVID-19. Sin embargo, solicitó al Estado que en su proceso de toma de decisiones de austeridad asegure la participación e información a sectores afectados.

Los ajustes presupuestarios deben basarse en análisis de impacto sobre derechos humanos y hacerse en consideración a las obligaciones en la materia que le imponen a Ecuador la Convención Americana y el Protocolo San Salvador, solicitó el organismo interamericano.

“En cumplimiento de la obligación de desarrollo progresivo y no regresividad, medidas de austeridad que afecten los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales deben ser necesarias, proporcionadas, adecuadamente consultadas y transparentes”, añadió.

Ecuador es uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus de toda Latinoamérica, con 29 mil 509 contagios confirmados y dos mil 145 personas fallecidas, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud Pública.

El presidente Moreno ha anunciado varias medidas de austeridad durante la crisis sanitaria, como reducción a los salarios de funcionarios del gobierno o impuestos especiales a tenedores de automóviles de lujo.

El 5 de mayo, el expresidente Rafael Correa, antecesor de Moreno en el cargo, acusó a la actual administración de destruir a la universidad pública ecuatoriana, lo que desmantelará el futuro del país, además de asegurar que ya hizo lo mismo con el sistema público de salud.