China advierte de represalia a EUA por acortar visas de corresponsales

El gobierno de China advirtió hoy que tomará represalias contra Estados Unidos por haber acortado las visa de corresponsales del país asiático a 90 días, en el contexto en el que ambos países ha...

El gobierno de China advirtió hoy que tomará represalias contra Estados Unidos por haber acortado las visa de corresponsales del país asiático a 90 días, en el contexto en el que ambos países han tensado su relación debido a acusaciones sobre el origen del coronavirus 2019-nCoV.

El portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, pidió en conferencia de prensa a Washington corregir lo que llamó "error" y hacerlo de inmediato, de lo contrario advirtió de contramedidas.

China ya ha tomado medidas en contra de la prensa estadunidense que, a inicios de febrero, fue blanco de Beijing por haber publicado un artículo en el cual los responsabilizó de la actual crisis pandémica.

“China, el hombre enfermo de Asia”, fue el artículo del Wall Street Journal que valió la salida de ese país de tres reporteros del medio en el mes febrero, y a raíz de esa publicación, inició una serie de acusaciones por parte de Estados Unidos que no han cesado hasta el día de hoy.

El 20 de febrero, a unos días de la expulsión de los reporteros del Journal, la cancillería dee China respondió que la expulsión de los corresponsales se debió a ataques racistas, sin embargo, el rotativo pidió disculpas.

Por otras parte, ese mismo día el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, condenó la medida y acusó a China de inmadurez y falta de libre expresión.

“Madurez, países responsables entienden que una prensa libre reporta hechos y expresa opiniones”, dijo el funcionario en su cuenta de Twitter como respuesta a la salida de los corresponsales de WSJ.

Al momento, el conflicto ha ido más allá de solo críticas por la expulsión de reporteros, Estados Unidos incluso ha llegado a acusar al gigante asiático de propagar el nuevo coronavirus a propósito, e incluso Pompeo especuló sobre su creación artificial en un laboratorio de la ciudad de Wuhan, expicentro inicial de la enfermedad COVID-19 provocada por el coronavirus.