Cigarro y COVID-19, un caso de 'infodemia'

Medios internacionales retomaron recientemente un estudio del Hospital Universitario Pitie-Salpetriere, de París, en el que se informó sobre un posible ensayo para dilucidar la relación entre la ni...

Medios internacionales retomaron recientemente un estudio del Hospital Universitario Pitie-Salpetriere, de París, en el que se informó sobre un posible ensayo para dilucidar la relación entre la nicotina y el COVID-19, y a partir de él encabezaron relatos con los supuestos "beneficios de fumar" para prever el coronavirus.

Dicha propagación de ‘infodemia’, término irónico utilizado por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, para referirse a la desinformación en torno a la pandemia, obligó a que la misma organización tuviese que aclarar el punto del estudio.

"Hay algunos informes de los medios sobre estudios que no han sido revisados ??por pares, que han examinado la prevalencia del tabaquismo entre las personas hospitalizadas con COVID-19. Estos estudios no fueron diseñados para evaluar si el tabaquismo era protector o no de ninguna forma. Y no dicen que fumar sea protector", declaró María Van Kerkhove, líder técnica de la respuesta a la COVID-19 de la OMS.

Esto, como respuesta a una pregunta realizada por un comunicador sobre que “algunos científicos han descubierto que los fumadores de cigarrillos tienen menos probabilidades de ser hospitalizados" por el virus. Éste hizo referencia al estudio francés que tiene un objetivo diferente, según los propios investigadores galos.

Zahir Amoura y Jean-Pierre Changeux, profesores de Pitie-Salpetriere y del Instituto Pasteur en Francia, respectivamente, informaron que buscarán encontrar alguna razón de por qué sólo el cinco por ciento de 482 pacientes confirmados con coronavirus, entre febrero e inicios de abril en el hospital, eran fumadores diarios.

Sin embargo, aclararon que no buscarían con ello alentar a las personas a fumar, dado sus efectos nocivos sobre la salud. Esa situación sería “catastrófica”, declaró Changeux. El tabaco es el asesino número uno en Francia, con un estimado de 75 mil muertes por año relacionadas con el tabaquismo.

Para encontrar la relación, elaboran un ensayo con pacientes hospitalizados con síntomas de coronavirus, que portan parches de nicotina y otros agentes nicotínicos para evaluar al compuesto químico como un posible agente preventivo.

“Hay evidencia estructural que apoya la hipótesis de que el SARS-CoV-2 es un agente nicotínico”, precisó el artículo difundido el 21 de abril en Qeios.com, plataforma de publicación para investigadores.

"Varios estudios han encontrado que fumar conduce al desarrollo de enfermedades graves y pone a las personas en mayor riesgo de recibir un respirador, ser ingresadas en cuidados intensivos y eventualmente morir", sentenció Van Kerkhove, de la OMS.

Investigaciones previas al comienzo del brote de coronavirus sugirieron que en Wuhan, la ciudad de China donde tentativamente se originó el coronavirus, los fumadores que se infectaron con la enfermedad tenían 14 veces más probabilidades de desarrollar síntomas más graves. Situación que nunca es cuestionada en el estudio de los galos frecuentemente citados.