Confía el sol azteca en que Suprema Corte falle contra "ley Bonilla"

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero, pidió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declare inconstitucional la llamada "'ley Bonil...

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero, pidió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declare inconstitucional la llamada "'ley Bonilla' y defienda a cabalidad la Constitución, la democracia y las instituciones".

Este lunes el pleno del Alto Tribunal discutirá la invalidación al artículo octavo transitorio de la Constitución del Estado de Baja California, que permite la ampliación de dos a cinco años del mandato del gobernador Jaime Bonilla Valdez.

El dirigente perredista pidió a los 11 ministros actuar con independencia, imparcialidad y autonomía, ya que la ampliación del mandato "es un atraco y una burla para el país".

Advirtió que no se puede permitir a Jaime Bonilla gobernar más tiempo del que los ciudadanos de Baja California votaron. "Nos enfrentamos ante un atentado a la democracia, por lo que confiamos que la Corte dé la razón a la legalidad", indicó.

El integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria consideró que la "ley Bonilla" va en detrimento de la vida democrática, del pacto federal y pone en riesgo las conquistas ganadas en 30 años de transición política.

Por ello, pidió a los 11 ministros, en especial a Juan Luis González Alcántara Carrancá, Yasmin Esquivel Mossa y Margarita Ríos Farjat, propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, no fallarles a los mexicanos y resolver con independencia y autonomía.

"Esperamos que estén a la altura de esta decisión que puede marcar un rumbo definitivo de México sobre el respeto a la ley y al Estado de derecho. No puede ser que respondan a los intereses del mandatario federal y del partido de Morena", exhortó.

Ávila Romero cuestionó la reforma legal a la Constitución de Baja California cuando ya había concluido el proceso electoral y reiteró que los bajacalifornianos votaron por un periodo de dos y no por cinco años.