Una buena venta, su mejor regalo este 10 de mayo

Nació en el estado de Oaxaca hace 25 años, creció en una gran familia con muchos hermanos en un pueblo donde el agua, la vegetación y los hermosos paisajes abundan, pero donde la economía es prec...

Nació en el estado de Oaxaca hace 25 años, creció en una gran familia con muchos hermanos en un pueblo donde el agua, la vegetación y los hermosos paisajes abundan, pero donde la economía es precaria, así ha sido la vida de Rosa Ramírez Morales, una mujer con dos hijos pequeños que tuvo que mudarse a Sonora para darle un mejor futuro a su familia.

“Llegue hace dos años porque no hay mucho trabajo allá, acá encontramos mejores oportunidades”, comentó en entrevista con Notimex.

Este 10 de mayo Rosa no espera ningún festejo, ni cena especial, simplemente desea que mucha gente la visite y le compren mercancía para regalar a sus madres, pues así ella tendría el recurso para estar tranquila con sus hijos.

La joven junto a una amiga, también originaria de Oaxaca, se dedican a la venta de pulseras, bolsas y accesorios tradicionales de su entidad, sin embargo, a raíz de la pandemia del virus COVID-19 sus ventas comenzaron a disminuir y optó por recurrir al trueque e intercambiar sus productos por alimentos.

“Cambiamos pulseras, bolsas, cosas tradicionales de Oaxaca, lo que tenemos aquí por despensas o pañales. Gracias a Dios si nos ha ayudado la gente”, explicó.

Lo anterior, le permite dar sustento a sus dos hijos, uno tiene cuatro años de edad y el otro un año y medio. Son dos niños a quienes les resulta complicado pasar tiempo con su madre, pues ella debe buscar los alimentos.

Su punto de venta es la banqueta del bulevar Morelos de la capital sonorense, allí Rosa instala una carpa, una mesa donde muestra sus accesorios y espera a que se acerquen clientes, algunos a comprar, otros a intercambiar y otros simplemente a realizarle donaciones.

“En promedio vendo cinco productos al día y recibo alimentos de parte de clientes que visitan la plaza comercial”, detalló la joven madre.

Por último, Rosa dijo que espera que toda esta contingencia sanitaria pase pronto y todo pueda regresar a la normalidad.