Aerolínea colombiana Avianca se declara en bancarrota por COVID-19

La línea aérea más grande de Colombia, Avianca, determinó hoy acogerse voluntariamente al capítulo 11 del código de bancarrota de Estados Unidos debido al impacto que ha tenido en sus operacione...

La línea aérea más grande de Colombia, Avianca, determinó hoy acogerse voluntariamente al capítulo 11 del código de bancarrota de Estados Unidos debido al impacto que ha tenido en sus operaciones la pandemia de coronavirus.

La decisión, presentada ante el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York, busca permitir la preservación y reorganización de los negocios de la firma, explicó Avianca en un comunicado.

“Acogerse a este proceso fue necesario debido al impacto imprevisible de la pandemia COVID-19, que ha provocado una disminución del 90 por ciento del tráfico mundial de pasajeros y se espera que reduzca los ingresos de la industria en todo el mundo en 314 mil millones de dólares”, detalló la empresa.

“Las operaciones regulares de pasajeros de Avianca han estado en tierra desde mediados de marzo, lo que ha reducido sus ingresos consolidados en más de un 80 por ciento y ha ejercido una presión significativa sobre su liquidez”, abundó.

Avianca es responsable de más de 21 mil empleos directos e indirectos en América Latina, especificó la firma, de los cuales más de 14 mil trabajadores se ubican en Colombia.

La declaración de bancarrota busca garantizar la preservación de los puestos de trabajo, aclaró la aerolínea.

“Los efectos de la pandemia COVID-19 nos han llevado a enfrentar la crisis más desafiante de nuestros 100 años de historia como compañía”, declaró el presidente de Avianca, Anko van der Werff.

“Cuando se levanten las restricciones impuestas por los gobiernos para los viajes aéreos y podamos reanudar gradualmente nuestros vuelos de pasajeros, esperamos contribuir a la reactivación de la economía en Colombia y en nuestros otros mercados clave, y reincorporar a nuestros empleados”.

Además, Avianca informó que ha solicitado el apoyo financiero de los gobiernos de los países donde presta servicios, además de estar en conversaciones con el presidente de Colombia, Iván Duque, en busca de respaldo para consolidar estructuras de financiación que le permitan aumentar su liquidez.