Ser madre y profesional de las bellas artes

Para bailarinas, cantantes, actrices e instrumentistas, quienes cada día se esfuerzan de dar lo mejor de sí en la vida personal y profesional, ser madres es el regalo más grande que les ha dado la ...

Para bailarinas, cantantes, actrices e instrumentistas, quienes cada día se esfuerzan de dar lo mejor de sí en la vida personal y profesional, ser madres es el regalo más grande que les ha dado la vida.      Señalaron que su búsqueda permanente es mantener un equilibrio entre la maternidad y su profesión, ésta les apasiona, pero la primera representa una fuerza y una motivación importante que les permite salir adelante.      Por ejemplo, de acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza, Agustina Galizzi, aseguró que “ser mamá es el regalo más grande que la vida me pudo dar”.      En su caso, la cantante Elizabeth Mata, soprano del Coro del Teatro de Bellas Artes, afirmó que la maternidad le ha permitido experimentar el amor más puro y sentir la motivación para dar lo mejor de sí cada día.      Ana Ligia García, actriz del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro, aseguró que la misma pasión que dedica a la actuación, a la creación de sus personajes, se la brinda a su hija.      Mientras que Astrid Cruz González, violinista de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, dijo que “me hace muy feliz que mis hijos se den cuenta que uno pueda dedicarse a lo que le gusta, que hacer las cosas con amor y dedicación trae buenos resultados y que debemos esforzarnos por lo que queremos alcanzar”.