Celebración del Día de las Madres cambia por pandemia

Este año, el Día de las Madres no será una fecha para festejar, especialmente para aquellas que realizan una actividad esencial o que han visto sus ingresos afectados por la pandemia de coronavirus...

Este año, el Día de las Madres no será una fecha para festejar, especialmente para aquellas que realizan una actividad esencial o que han visto sus ingresos afectados por la pandemia de coronavirus.

Desde hace 13 años, Dulce González Ruíz trabaja como enfermera en el Instituto Mexicano del Seguro Social. El COVID-19 ha cambiado su vida y su rutina de trabajo.

Es madre soltera, vive con su madre y su hijo de 11 años; sin embargo, limita la convivencia con ellos, pues teme exponerlos al virus. Aunque radica en el municipio de Romita, viaja diariamente en autobus a Irapuato para cumplir con su labor.

“Como madre de familia, me siento angustiada y sí he tenido conflicto, porque quiero estar con mi hijo. Yo soy madre soltera y él tiene 11 años, me causa angustia dejarlo en casa sobre todo ahorita que tengo que viajar”, dijo.

Relató que la mayoría del tiempo está fuera, pero la agobia el no poder estar con su hijo y el miedo a contagiarse de COVID-19. De acuerdo con la Secretaría de Salud, Guanajuato actualmente registra 571 casos confirmados, de los cuales 53 están ubicados en Irapuato.

“Tengo que cambiarme constantemente: salgo de mi casa con ropa de civil y llevo el uniforme en una maleta, pero es algo que me angustia. Aunque tenga las medidas de protección como cubrebocas o aseo, sí me genera angustia adquirirlo (el virus)”, dijo.

Su rutina cambió debido a su profesión. Antes de la pandemia, lo normal al llegar a casa era recibir el abrazo de su hijo; ahora se desinfecta, se baña, lava su ropa, para entonces poder saludarlo y comer.

“Es pesado, si tenemos miedo de que se nos pase y contagiar a nuestras familias", dijo.

Al vivir con su mamá, celebrará el Día de las Madres desde casa. Sus hermanos estarán ausentes por las medidas de sana distancia.

"Celebraremos desde casa, no pretendemos hacer algo grande”, expresó.

“Salimos de casa solo para llevar el pan”

La cuarentena ha pegado a la economía, pero sobre todo a la familiar, consideró Norma Judith Tavares de 40 años.

Al igual que su esposo, labora en una estación de gasolina; es madre de un joven de 20 años y una hija de 14 años.

Relató que desde que inició la pandemia, ha bajado mucho el trabajo y las propinas, hasta en un 50 por ciento.

“Salimos de la casa y es para llevar el pan, y con ello sacar adelante a los hijos.

“Nosotros nos arriesgamos todos los días para trabajar, al tomar el camión, y en el trabajo tenemos protección, como careta, guantes y cubrebocas, pero al salir del turno solo el cubrebocas y nos arriesgamos para llevar dinero a casa”, explicó.

Norma hace una hora para llegar a su trabajo; la contingencia ha dificultado el transporte desde su casa, pues los camiones ya no pasan con frecuencia, van llenos y no se guarda la distancia entre las personas.

“Tengo que presentarme a trabajar antes de las 6:00 de la mañana y trabajamos un rango de ocho horas y en ese tiempo es poco lo que se percibe. Antes por día ganaba 250 y ahora me llevo de 100 a 120 pesos”, dijo.

El domingo que se celebra el Día de las Madres no hay mayores planes. Norma estará en su casa con sus hijos, y se hará una comida sencilla, pues no hay dinero para algo más.

"Quiero tener un ingreso"

A sus 85 años, Juana Cruz trabaja barriendo el frente de siete casas, con lo que gana aproximadamente 280 pesos a la semana.

Sale a trabajar todos los días, ya que no cuenta con pensión y quiere aportar con los gastos del hogar.

“Yo no quiero dejar de trabajar porque tengo que tener un ingreso. Trabajo para siete casas en barrer su fachada. Llegó a las 8:00 de la mañana y barro el frente. Me pagan 40 pesos a la semana”, dijo.

Expuso que el periodo de cuarentena ha sido triste, porque sus hijos, con los que comparte vivienda, no la dejaban salir a trabajar. Sin embargo, ahora le compraron un cubrebocas para que pueda continuar.

También para Juanita el Día de las Madres será como cualquier otro. Tiene pocos recursos como para festejar y las deudas se tienen que pagar.