Ordenan reactivación de planta automotriz en Guanajuato

Integrantes de la agrupación Generando Movimiento, trabajadores activos y despedidos de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, denunciaron que la empresa les está obligando a laborar a pa...

Integrantes de la agrupación Generando Movimiento, trabajadores activos y despedidos de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, denunciaron que la empresa les está obligando a laborar a partir del 18 de mayo, violando la cuarentena en medio del pico de contagios por la pandemia del COVID-19.

Señalaron también que durante este periodo de restricciones sociales por parte del Sector Salud, se han llevado a cabo despidos masivos en las plantas que amenazan con continuar en los próximos días.

“Nos dirigimos a ustedes en medio de una crisis económica que se cierne a nivel mundial y en un estado de alerta ante el crimen, que están por cometer los dueños y directivos de la empresa General Motors obligando a nuestros compañeros a regresar a laborar el próximo 18 de mayo, en medio del pico de la pandemia del Coronavirus”, indica la postura.

En la denuncia, agregaron que la orden de reincorporarse la han extendido para los empleados que incluso pertenecen a población vulnerable al virus, para el 30 de mayo.

Sostuvieron que los protocolos que pretenden implementar en la empresa no cumplen con las recomendaciones mínimas del sector salud, pues afirman que no respetaran la sana distancia para evitar contagios.

“Manifestamos nuestro rechazo total a estas medidas, que no hacen más que llevarnos al matadero, como ha ocurrido en otras empresas maquiladores en el norte de México, como Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, entre otras, donde, les obligaron regresar a laborar en condiciones de exposición total o disfrazada”, señalaron.

En el mismo sentido, exigieron solución inmediata al pliego de demandas planteadas desde septiembre del 2019, entre las que destaca la reinstalación de 14 compañeros despedidos, pago del 100 por ciento de los salarios en días de paros técnicos, elecciones libres de representación sindical y vales de despensa a compañeros discapacitados.

Al final, hicieron un llamado amplio a todos los sindicatos, organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, a nivel nacional e internacional para exigir respeto a sus derechos humanos y laborales.