Dos millones de canadienses perdieron su empleo en abril

La crisis económica mundial generada por la pandemia del coronavirus (COVID-19) ocasionó que, al cierre de abril, dos millones de canadienses perdieran su empleo, informó este viernes Statistics Ca...

La crisis económica mundial generada por la pandemia del coronavirus (COVID-19) ocasionó que, al cierre de abril, dos millones de canadienses perdieran su empleo, informó este viernes Statistics Canadá.

De acuerdo con cifras de la agencia del gobierno canadiense, la tasa de desempleo subió de 7.8 por ciento a 13 por ciento entre marzo y abril, un incremento de la población desocupada que no se había visto desde mediados de la década de 1970.

Según explicó el medio Financial Post, estas cifras reflejan que, en total, alrededor del 15 por ciento de la fuerza laboral canadiense se encuentra actualmente sin trabajo. Esto, como consecuencia de la pandemia que ha infectado ya a 66 mil 434 personas y ha matado a cuatro mil 569 en el país norteamericano.

Economistas canadienses explican que la crisis económica podría haber sido peor, si no fuera por los miles de millones de dólares que el gobierno de Justin Trudeau y el Banco de Canadá han inyectado a la economía desde marzo. Esto se suma a los subsidios salariales impulsados por la administración actual.

De acuerdo con el primer ministro canadiense, dicho programa de apoyo salarial de emergencia se extenderá más allá de junio, con la finalidad de que los empresarios puedan mantener a su personal en nómina o para recontratar a quienes hayan sido despedidos temporalmente.

Derek Holt, economista del Banco de Nueva Escocia, destacó a medios locales que la tasa de desempleo real sería mucho mayor si también se considera a quienes se les ha descontado el sueldo, han perdido horas de trabajo o han dejado de buscar empleo a causa del confinamiento.

“El número total de canadienses subempleados en abril fue probablemente de alrededor de cuatro millones”, dijo Derek Holt citado por Financial Post. Incluso, hay quienes estiman que la cifra real podría ser de hasta cuatro millones de desempleados.