Rusia, sin obligación de “justificar a nadie si es democrática”

Como todo Estado soberano e independiente, Rusia “no está obligada a justificar a nadie si es suficientemente democrática”, afirmó el embajador de Moscú en México, Viktor V. Koronelli.

Como todo Estado soberano e independiente, Rusia “no está obligada a justificar a nadie si es suficientemente democrática”, afirmó el embajador de Moscú en México, Viktor V. Koronelli.

Al ser cuestionado sobre las críticas de Estados Unidos y otros países occidentales a Moscú, Koronelli dijo en entrevista con Notimex que dentro de su país no hay dudas sobre la legitimidad del sistema político actual y la existencia de la democracia porque tienen “todas las instituciones y prácticas correspondientes, así como el marco legal que las apoya”.

Asimismo, estimó que “menos aún” debe la nación euroasiática justificar la naturaleza de su sistema político ante los países occidentales que continuamente la increpan al respecto, algunos de los cuales (Estados Unidos y miembros de la Unión Europea) “imponen diferentes sanciones y restricciones a otros, ignorando las cláusulas de la Carta de las Naciones Unidas”.

Koronelli destacó que dentro de los objetivos para “reforzar la soberanía de su país, las tradiciones y los valores”, el gobierno ruso presentó enmiendas a la Carta Magna a principios de año, durante el mensaje anual del presidente Putin.

En tal sentido, explicó que la primera tanda de reformas busca traspasar ciertos poderes de la Presidencia a las dos Cámaras del Parlamento, como “un paso más hacia el fortalecimiento de la democracia” rusa; además de limitar los mandatos presidenciales a dos sexenios.

Al abordar las segundas modificaciones, resaltó que estas están centradas en “ampliar y concretizar las garantizas sociales para los ciudadanos del país, desarrollando aún más el carácter social del Estado ruso”.

En medios internacionales, el anuncio de las primeras reformas causó especulación de que Putin podría extender su control sobre el poder ante un posible liderazgo en la Duma Rusa, o en ambas Cámaras del Parlamento, tras finalizar su mandato en 2024.

La oposición también cuestionó una propuesta para incluir en la Constitución, entre otras cosas, que el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer.