“Nunca más solos”; celebra Alemania fin del nazifascismo

El presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, celebró hoy el triunfo contra los nazifascistas, en un discurso que incluyó la colocación de una ofrenda floral en Neue Wache, el monumento central d...

El presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, celebró hoy el triunfo contra los nazifascistas, en un discurso que incluyó la colocación de una ofrenda floral en Neue Wache, el monumento central de la República Federal a las víctimas de la guerra y la tiranía.

En el acto estuvieron presentes únicamente el presidente, la canciller, Angela Merkel, y los presidentes del Bundestag.

En un discurso con motivo del día de la liberación, Steinmeier señaló que mientras que en 1945 los aliados liberaron a Alemania, ahora su país debe liberarse a sí mismo de algunos valores que son similares a los planteamientos hechos por Adolfo Hitler.

“Ahora debemos liberarnos nosotros mismos, de la tentación de un nuevo nacionalismo, de la fascinación del autoritarismo, de la desconfianza, el aislamiento y la hostilidad entre las naciones; del odio y la agitación, de las xenofobia y el desprecio a la democracia, porque no son sino los viejos espíritus malignos en un nuevo ropaje”, dijo durante el evento.

“La liberación vino de fuera, tenía que venir de fuera, este país estaba demasiado maniatado por su propia culpa. No ocurrió en un solo día, fue un camino largo y doloroso, de décadas de lucha contra el silencio. El 8 de mayo de 1945 fue el final de la dictadura nazi, el fin de noches y bombas y marchas de la muerte, de crímenes alemanes sin precedentes y de la quiebra”, subrayó el presidente.

Por ello, llamó a que el “Nunca más”, esgrimido en la postguerra en relación con el fascismo, sea enarbolado ahora como “Nunca más solos”, en una Alemania que debe voltear a ver más hacia Europa, al tiempo que se fomenta el espíritu europeo.

Además, recalcó la importancia de no olvidar lo que pasó durante los oscuros años del fascismo y afirmó que tener memoria histórica no es una verguenza, pero que negar lo ocurrido sí lo es.

A 75 años de la liberación de Alemania, encabezada por las tropas del Ejército Rojo de la Unión Soviética, los eventos de conmemoración pública se suspendieron a causa de la epidemia de COVID-19.

La importancia del discurso antixenofobia de Steinmeier mostró su validez ante las declaraciones de Alexander Gauland, dirigente del partido ultraderechista Alternativa por Alemania, quien se mostró molesto por imponer el 8 de mayo como un día de orgullo nacional.

Gauland afirmó que se trata de una fecha de "derrota absoluta” y que el país había perdido ese día su autonomía para “modelar su futuro”.

Alemania conmemora el día de la liberación nacional, en medio de un contexto político en el que los discursos xenofóbicos y racistas han crecido considerablemente, sobre todo con la participación en el parlamento de partidos ultraderechistas y algunas de cuyas alas reivindican abiertamente el fascismo.