"Deben considerarse riesgos y beneficios de parto en casa ante COVID-19"

Las mujeres embarazadas deben considerar los riesgos y beneficios de tener un parto en casa, ante el temor de contagiarse de COVID-19 en los hospitales, advirtió la especialista en ginecología y obs...

Las mujeres embarazadas deben considerar los riesgos y beneficios de tener un parto en casa, ante el temor de contagiarse de COVID-19 en los hospitales, advirtió la especialista en ginecología y obstetricia, Alexandra Bermúdez Rodríguez.

En entrevista con Notimex, señaló que aunque el parto en casa es una decisión de la mujer que merece respeto, esta práctica puede incrementar el riesgo prenatal y neonatal de dos hasta tres veces más, respectivamente, en comparación si se acudiera a un hospital.

“Lo que tratamos de hacer es que las pacientes tengan una información lo suficientemente completa para que puedan tomar una decisión informada”, dijo la también jefa del área de Gineco-Obstetricia del Centro Médico ABC.

Destacó que al optar por esta práctica debe tenerse en cuenta la movilidad de las personas que atenderán el alumbramiento, debido a que no están exentas de que adquieran el virus, y que el sistema de salud pueda enviar una ambulancia en pocos minutos en caso de una complicación.

“El hecho de que lleves un doctor o una partera que va a otras casas a atender partos, no te exime que esa persona esté de pronto llevando la infección. Lo segundo es la conectividad… aquí y más cuando el sistema de salud está estresado y funcionando como una liga estirada, pretender tener una ambulancia en dos minutos no va a suceder”.

A esto se suma que el embarazo debe contar con ciertas características, como ser de bajo riesgo, que no haya antecedentes de cesárea, y que las personas que atiendan el parto estén certificadas y tengan la capacidad de cuidar la salud del recién nacido, agregó Bermúdez Rodríguez.

Recordó que la infección por COVID-19 no se transmite a la placenta ni a la leche materna. Sin embargo, deben mantenerse sanas, comer bien, lavar las manos frecuentemente, limitar el contacto social y, en la medida de lo posible, tener un parto natural para evitar una instancia hospitalaria larga.

“Tiene que buscar la mejor opción sea sector privado o sector salud. Tiene que averiguar la situación del hospital, si es COVID o no COVID, o si es híbrido. Si tienen protocolos para entrar, si es así no tiene más riesgo de infección que en su casa”, mencionó.