Libro “Si Buda fuera taxista” aborda sus principios filosóficos

*Mediante 24 personajes, Mario Reyes trata de explicar la práctica del budismo y su importancia en la vida de las personas

*Mediante 24 personajes, Mario Reyes trata de explicar la práctica del budismo y su importancia en la vida de las personas

Por Víctor Jesús González

México, 7 de mayo (Notimex).— En el conversatorio digital sobre el libro “Si Buda fuera taxista”, del autor español Mario Reyes, giró en torno a la puerta de entrada a los principios de uno de los pensamientos filosóficos más conocidos en las sociedades que son parte de la globalización.       “Este libro nació un día que leí una frase, que no sólo me apasionó, también, por decirlo de alguna manera, fue un antes y un después en mi vida. Leer Sufrimos por el apego, de Buda, fue una revelación que me hizo darme cuenta que no es posible estar en paz si tenemos nuestra mente amarrada a algo”.       Reyes añadió que la idea del apego puede entenderse más fácil si se piensa que apegarse es como poner pegamento indestructible a ciertas cosas de la vida, “es decir, los humanos tenemos la costumbre de ponerle pegamento muy fuerte a los bienes materiales, al deseo, al éxito, al poder… y eso es la causa del sufrimiento”.       Relató que, antes de escribir el libro, puso en práctica los principios del budismo. Dijo que se fue a vivir solo para entender que significaba “estar con uno mismo”. Para lograrlo, dejó de ver a su familia, a sus amigos y los placeres por un tiempo. Comprendió el sentido budismo cuando un día ya le dio igual si alguien lo buscaba o no.       Bajo este contexto, el autor detalló que fue así como pudo desarrollar su libro. “Usé el oficio del taxista porque ese trabajo, narrativamente, me permitió contar la historia de 24 personajes que, entre capítulo y capítulo, tratan de abordar los principios del budismo”.       Para finalizar el conversatorio, Mario Reyes explicó a la audiencia que lo escuchó por medio de las redes sociales, que básicamente el pensamiento de Buda promueve evitar el sufrimiento al tomar en cuenta “que sí vivimos en el presente, sí dejamos de estar encadenarnos al pasado o a ideas de un futuro que aún no existe, se puede vivir con cierta paz”.