Sectores industriales trabajan en protocolos de seguridad para reabrir

La industria nacional e instituciones de gobierno trabajan en el mapa de los sectores económicos que a partir del próximo 17 de mayo reiniciarían operaciones por regiones y sectores, y que se empez...

La industria nacional e instituciones de gobierno trabajan en el mapa de los sectores económicos que a partir del próximo 17 de mayo reiniciarían operaciones por regiones y sectores, y que se empezaría con automotriz, construcción y vivienda.

Al presentar el cuarto informe semanal del Covid Industrial, en videoconferencia, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, negó distanciamiento con el gobierno federal y en todo caso se trabaja estrechamente con las secretarías de Economía y del Trabajo, así como con el Seguro Social e incluso con el Infonavit.

Así, dijo, la reapertura que incluso ya anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador será el 17 mayo, que es cuando se estima se reabrirán las actividades, de manera ordenada, por regiones y “buscando no chocar con la curva de salud”.

Cervantes dijo que el sector automotriz es uno de los primeros que podría reabrir, porque es una economía regional ligada al sector industrial de Estados Unidos y Canadá, porque además es una actividad que reactivará de inmediato otras ramas como los curtidores de piel, los textiles, llantas y autopartes.

Otro sector prioritario, es la construcción y la vivienda, porque ambas ramas abrazan a otras 37 “y con su reapertura, a pesar de que fuera regional, reactivara los sectores”.

Reiteró que trabajan de la mano con el gobierno para ver dónde es factible empezar la reapertura, “ya trabajamos en eso. Estamos muy cerca, también observando, la curva de la pandemia de cómo se ésta comportando y lo queremos ver con mucha responsabilidad, no nada más abrir por abrir y el día de mañana empecemos a tener decesos, lo cual sería muy lamentable”.

Indicó que sería un escenario muy complicado que volviéramos a cerrar “y eso es lo que no queremos, ya queremos abrir, trabajar y queremos ir para adelante”.

El jefe de la Oficina de la Presidencia de la Concamin, Manuel Pérez, dijo a su vez: “Por ver al futuro entendemos empezar a preparar el regreso a la normalidad operativa, el reinicio de las operaciones productivas de nuestros negocios”.

Pero, aclaró, tal regreso no será como el silbato que llama al recreo en las escuelas; “eso no ocurrirá”, para ello, “se debe considerar por encima de cualquier otra consideración la seguridad de los trabajadores y la garantía de que el centro de trabajo no se convertirá en un foco de contagio ni dentro ni fuera”.

Dijo que por ello deberán adoptar protocolos de seguridad sanitaria que regulen el acceso a las instancias fabriles, e incluso los flujos de sus movimientos dentro, como las áreas de guardar efectos personales, sanitarios, comedores o cualquier centro de reunión, así como los traslados de las casas de los trabajadores a sus centros de trabajo.

Y es que según el reporte de la Concamin, urge la reactivación de la economía debido a que si esta situación se mantiene y prolonga hasta mediados de junio “es muy probable que hayan tenido que cerrar un millón de empresas en el país y entre tres y cinco millones de personas habrían pasado a la pobreza.

"Esto es que en lugar de progresar, en lugar de disminuir la pobreza México, crecería en 10 por ciento el número de pobres y quedaría con una estructura social devastada”.