Reducen capacidad de usuarios en transporte público de Querétaro

Las unidades del sistema de transporte público metropolitano reducirán en 50 por ciento su capacidad de usuarios, como medida para disminuir el riesgo de contagio de la enfermedad de COVID-19.

Las unidades del sistema de transporte público metropolitano reducirán en 50 por ciento su capacidad de usuarios, como medida para disminuir el riesgo de contagio de la enfermedad de COVID-19.

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) informó que se han reforzado las medidas preventivas en el transporte público, en la tercera fase de la contingencia por COVID-19.

Precisó que los asientos disponibles serán aquellos cercanos a las ventanas, mientras que los lugares junto al pasillo estarán marcados con una señalización que restringe su uso, con lo que se busca mantener sana distancia dentro de los autobuses.

Asimismo, se limitará el número de usuarios en el servicio de taxis, donde se permitirá un máximo dos personas en la parte posterior de la unidad.

La segunda medida para cuidar, tanto a usuarios como operadores, es la colocación de mamparas de protección sanitaria en el transporte colectivo urbano y en el servicio de taxi, con lo que se garantiza la continuidad en el transporte público y la disminución de riegos de contagio.

Como tercera acción, los conductores del servicio de transporte público en todas sus modalidades deberán hacer uso obligatorio de cubreboca y demás equipos de autoprotección.

Además, se reitera el llamado a los usuarios para que en una acción de corresponsabilidad se apeguen a la indicación del uso obligatorio del cubrebocas en cualquier espacio público, incluyendo el transporte, en sus distintas modalidades.

Otra medida preventiva que se recomienda a los usuarios es utilizar la tarjeta como forma de prepago, evitando así el contacto con el efectivo y el operador.

“En caso de utilizar dinero se recomienda lavarse las manos con agua y jabón lo más pronto posible o utilizar gel antibacterial", puntualizó.