Familias encargadas de expendios de cerveza viven crisis económica

La escasez de cerveza ha causado repercusiones a las familias que administran los puntos de venta, de las principales marcas generando una crisis en sus ingresos.

La escasez de cerveza ha causado repercusiones a las familias que administran los puntos de venta, de las principales marcas generando una crisis en sus ingresos.

“Nuestra ganancia es un porcentaje de la venta de cerveza; este mes tendremos que ver cómo le vamos a hacer para sacar los gastos de la casa”, indicó la señora Paola Hernández, quien desde hace más de 14 años es encargada de un expendio en la frontera de Piedras Negras.

La operación de estos comercios se basa en contratos mercantiles con particulares. Desde la semana anterior las hieleras de estos negocios se encuentran vacías, por lo que se mantienen únicamente de la venta de botanas y algunos abarrotes.

“El ultimo aviso que nos dieron es que probablemente se va a extender todo mayo este problema, pero ojalá que no”, señaló Paola.

El pasado fin de semana la bebida alcohólica se agotó la mayoría de los comercios de Coahuila, debido a que horas antes en redes sociales circuló el rumor de que era el último día que habría venta, lo que provocó que multitudes salieran a comprar.

En tanto para las familias encargadas de operar expendios el panorama es más desesperante, ante la incertidumbre por la caída de su sustent,o en plena contingencia de COVID-19.