Exponen mujeres violencia, discriminación y precariedad laboral en AL

Violencia física, sexual, sicológica y económica, precariedad laboral, labores domésticas sin renumeración, discriminación y dependencia económica de los hombres, son los problemas que enfrenta...

Violencia física, sexual, sicológica y económica, precariedad laboral, labores domésticas sin renumeración, discriminación y dependencia económica de los hombres, son los problemas que enfrentan las mujeres en Latinoamérica durante la pandemia declarada por COVID-19.

Son algunas de las conclusiones que se dieron en el conversatorio virtual “El rol de las mujeres frente al COVID-19 en Latinoamérica”, en el que participaron mujeres que se dedican a la política en la región, que fue organizado por el Partido Acción Nacional (PAN).

Las participantes, radicadas en México, El Salvador, Costa Rica, Venezuela y Chile, son: Adriana Aguilar Ramírez, Mariana Gómez del Campo, Kareen Herrera, Saraí Núñez Cerón, Guarequena Gutiérrez, Sofía Brambila, Mariana Aylwin, Martha Evelyn Batre y Nubia Stella Martínez. El discurso inicial lo dio el dirigente del PAN, Marko Cortés Mendoza.

Adriana Aguilar Ramírez, secretaria de la Promoción Política de la Mujer del PAN, expuso tres problemas que han detonado en el confinamiento por la pandemia en México: el 85 por ciento de las mujeres, que trabajan en el sector salud en el combate contra el coronavirus son enfermeras, que no tienen las condiciones laborales y equipo sanitario adecuado.

En casa, el 92 por ciento de los trabajos domésticos son realizados por las mujeres y el 76 por ciento no es renumerado; la violencia contra la mujer se incrementó durante el confinamiento debido a que la víctima convive mayor tiempo con su victimario, se han registrado 4 mil llamadas de auxilio a las autoridades y 209 feminicidios en los últimos dos meses, denunció.

Guarequena Gutiérrez, embajadora de Venezuela en Chile, evidenció que la mujer venezolana migrante enfrenta múltiples problemas que las deja en una situación vulnerable: la falta de documentos migratorios, se dedican a un empleo informal que les impide tener un contrato laboral, lo que propicia que dependan económicamente de un hombre.

Además sufren de violencia y muchas se prostituyen, tan sólo en enero de 2020 se registraron 34 feminicidios.

Martha Evelyn Batres, diputada de El Salvador, mencionó que las mujeres son las que están en primera línea de batalla en contra del COVID-19, pues representan alrededor del 70 por ciento del personal médico.

Denunció que la discriminación se ha enfocado a las mujeres, debido a que las han echado de su casa y las han bajado del transporte público, mientras que los hombres no son discriminados; a la par, también se han registrado 13 feminicidios durante la temporada de confinamiento por el virus y se han incrementado en 70 por ciento las llamadas de auxilio.

Mariana Aylwin, asesora del Ministerio de Asuntos Exteriores de Chile, mencionó que el 70 por ciento de los educadores son mujeres, quienes además deben encargarse de las labores domésticas del hogar durante el confinamiento, pero que ahora han priorizado la atención emocional de sus alumnos frente a los planes de trabajo educativos.