Vecinos reconocen a enfermera que combate al COVID-19 en Guadalajara

Con flores, porras, mensajes de agradecimiento en cartulinas, un pastel y galletas, vecinos reconocieron a la enfermera Beatriz, quien trabaja en el Hospital Civil de Guadalajara en la atención a pac...

Con flores, porras, mensajes de agradecimiento en cartulinas, un pastel y galletas, vecinos reconocieron a la enfermera Beatriz, quien trabaja en el Hospital Civil de Guadalajara en la atención a pacientes con COVID-19.

La iniciativa fue de Hilda, una vecina que quiso regalar primero un pastel, pero logró convocar a siete familias para darle una bienvenida tras una de sus jornadas de trabajo. El gesto de los ciudadanos quedó registrado en un video que se ha hecho viral.

“Estamos en una etapa fuerte, sabemos que corre riesgo y es por la salud de todos. Queríamos que le quedara claro que no discriminamos, al contrario, la valoramos mucho”, explicó Griselda Delgadillo, otra de las organizadoras.

La Fiscalía de Jalisco informó que hay abiertas 26 carpetas de investigación por agresiones a personal médico en Guadalajara, por las cuales hay tres sujetos detenidos. Los procesos legales se derivan de por lo menos 60 quejas donde han existido agresiones o discriminación.

La muestra de cariño provocaron lágrimas a Beatriz, quien reconoció en entrevista con Notimex, que todos los días experimenta el temor de ser atacada en la calle o ser víctima de discriminación por la labor que desempeña durante la emergencia sanitaria.

“Uno se siente que pasa desapercibido, me ganó la emoción, lloré porque me puse a pensar en los compañeros que han sido agredidos, pero me sentí reconocida porque nuestra labor es ayudar, lejos de dañar a alguien, ayudamos. Me dejaron sin palabras”, expresó.

Narró que al salir de su trabajo suele utilizar prendas de ropa sobre su uniforme para evitar ser molestada. Beatriz reconoció que la situación le incomoda porque su profesión la enorgullece y día a día se siente en riesgo por estar en contacto con pacientes con COVID-19.

“Los pacientes nos dicen que somos valientes, y sí nos la rifamos, si no fuera por nosotros ¿quién? Solo nos reconocen por la voz, nos ponemos goggles, máscara, trajes, no nos ven la cara. Mi hija me propuso imprimir nuestras fotos para que sepan quien los atiende”, relató.

Beatriz tiene 12 años de labor como enfermera, una profesión que abandonó por más de 15 años para dedicarse al cuidado de sus cuatro hijos, dos mujeres y dos hombres, quienes comparten carrera con su madre.

“Todos tenemos miedo. No he podido ver a mi papá que tiene 92 años. Nos han hecho la prueba PCR y he salido negativa, pero da miedo contagiar a la familia”, reconoció.

No obstante, el momento de alegría que le dieron sus vecinos, "es algo que me llevaré en la mente todos los días", dijo.

-Fin de nota-