Gobernador esperaba mayor propagación de COVID-19 al reabrir Texas

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo en una llamada telefónica con los legisladores estatales que esperaba una mayor propagación en los casos de COVID-19 al reabrir el estado el pasado 30 de ab...

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo en una llamada telefónica con los legisladores estatales que esperaba una mayor propagación en los casos de COVID-19 al reabrir el estado el pasado 30 de abril, de acuerdo con un audio filtrado hoy.

“Reabrir negocios resultará en una mayor velocidad en la propagación de casos de COVID-19. Todos los reportes científicos y médicos indican que, cuando tienes una reapertura, es casi ipso facto (el aumento), que mientras más gente hay afuera es mayor la posibilidad de transmisión”, menciona Abbott en la llamada.

El mandatario republicano también dijo en la conversación, filtrada por la organización Progress Texas, que la meta de su gobierno “nunca ha sido mantener las transmisiones en cero”.

Los comentarios indignaron a los demócratas texanos, pues sostienen que el gobernador sabía que estaba poniendo en riesgo a los ciudadanos al insistir en reiniciar la economía, como también ha presionado el presidente Donald Trump.

Desde el 30 de abril, Abbott permitió la reapertura de negocios como centros comerciales, restaurantes y cines, cuando el estado comenzaba a registrar cifras alentadoras en torno a los contagios, las cuales aún no se consolidaban.

"El gobernador Abbott finalmente admitió que abrir prematuramente Texas conducirá a más casos y más muertes", declaró Manny García, director ejecutivo del Partido Demócrata de Texas, en un comunicado.

El mandatario estatal defendió su decisión en conferencia de prensa este martes. “Creo que todo mundo reconoce, se ha dicho con frecuencia, que a medida que una sociedad comienza a abrirse nuevamente, podría provocar un aumento de las infecciones”, dijo Abbott.

No obstante, las pautas del mismo gobierno federal para la reapertura económica marcan énfasis en la necesidad de constatar la tendencia a la baja en la propagación de la infección. Este martes, Abbott incluso amplió la lista de negocios autorizados para reabrir.