OPS pide frenar agresiones a personal médico en Nicaragua

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió este martes al gobierno nicaragüense de Daniel Ortega, detener las agresiones contra quienes combaten la pandemia de coronavirus (COVID-19) o cr...

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió este martes al gobierno nicaragüense de Daniel Ortega, detener las agresiones contra quienes combaten la pandemia de coronavirus (COVID-19) o critican las medidas impuestas para atender la emergencia.

“En ningún caso se acepta que haya ataques o amenazas al personal de salud de ningún país cuando se difunde información respecto a las preocupaciones de salud”, destacó el doctor Ciro Ugarte, director de emergencias en Salud de la OPS durante la sesión informativa virtual sobre el avance del COVID-19 en la región.

El medio local La Prensa informó que en los últimos días han renunciado 25 médicos y cuatro más han sido despedidos, principalmente, en las salas de emergencias, cuidados intensivos y entre el personal de enfermería. En la mayoría de los casos, las bajas en el equipo de trabajo han sido por solicitud de mejores condiciones para combatir la pandemia.

De igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó en días previos su preocupación por las represalias contra quienes se manifiestan por el manejo de la emergencia por parte del gobierno nicaragüense, particularmente, personal médico.

El Ministerio de Salud (Minsa) en Nicaragua informó que hasta este martes se han registrado 16 casos de coronavirus en todo el país, de los cuales seis han sido dados de alta y cinco han fallecido. No obstante, el gobierno sostiene que aún no hay transmisión comunitaria.

Durante la sesión informativa, la directora general de la OPS, Carissa Etienne destacó la importancia de la aplicación de pruebas de coronavirus entre la población de todos los países de la región con la finalidad de tener un panorama más claro de la evolución de la pandemia.

Además, se sugirió a los países actuar con cautela en las medidas de contención del virus para prevenir crisis humanitarias y enfatizó en la importancia de implementar políticas locales en función de las necesidades de cada territorio, pero siempre con la idea de la solidaridad regional en mente.