Iglesia australiana vende “cura milagro” a base de cloro

Una iglesia australiana afirmó hoy tener la “cura milagrosa”, a base de cloro, contra la COVID-19 y reveló haber mandado una misiva de apoyo a Donald Trump por sugerir la idea de usar desinfecta...

Una iglesia australiana afirmó hoy tener la “cura milagrosa”, a base de cloro, contra la COVID-19 y reveló haber mandado una misiva de apoyo a Donald Trump por sugerir la idea de usar desinfectante en contra del nuevo coronavirus.

La Genesis II Church of Health and Healing, también referida ahora en redes sociales y medios de comunicación como “la iglesia del cloro”, aseguró que el uso de inyecciones con este químico mata al nuevo patógeno.

No obstante, autoridades sanitarias de Estados Unidos y Australia ya han criticado de charlatanería a esta asociación religiosa, pues no es la primera vez que vende un “MMS”, denominación para sus tratamientos milagro.

En un video en redes sociales, el líder de la sede australiana de “las curas milagro”, Mark Grenon, aseguró que ya informó al presidente de los Estados Unidos de su “agua sacramentada” para el tratamiento de los enfermos por el nuevo coronavirus.

En respuesta, según reportó ABC de Australia, el profesor de la universidad de Monash Ken Hervey advirtió que esta iglesia, que promueve el uso de químicos de limpieza, ha sido una amenaza para el país durante 10 años. “Es cloro y es peligroso”, dijo el académico.

En tanto, Estados Unidos ha reportado hasta el momento 324 casos de intoxicación por uso de cloro en el estado de Texas. Según el gobierno local, los envenamientos ocurrieron el 25 de abril, dos días después de que Trump instara a investigar las propiedades curativas de los desinfectantes.

“Veo que el desinfectante lo elimina en un minuto (al virus SARS-CoV-2), ¿hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección de productos de limpieza? ”, dijo Trump en conferencia, el 23 de abril.

Otros envenenamientos han ocurrido en Nueva York, Michigan y Maryland, por lo que los gobernadores pidieron que el presidente Trump cuidara sus declaraciones, dadas las posibles respuestas de la ciudadanía.

-Fin de Nota-