Aprueba EUA embajador de Sudán luego de 26 años sin relaciones

Sudán anunció que Estados Unidos aprobó al primer embajador sudanés para su país luego de 26 años de congelamiento en las relaciones diplomáticas, debido a que Washington considera a la nación...

Sudán anunció que Estados Unidos aprobó al primer embajador sudanés para su país luego de 26 años de congelamiento en las relaciones diplomáticas, debido a que Washington considera a la nación africana como país promotor del terrorismo.

El embajador que estrechará relaciones con Estados Unidos será Noureldin Sati y su nombramiento concreta el anuncio hecho en diciembre de 2019 por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien señaló que ambos países iniciarían un acercamiento diplomático.

El anuncio fue hecho en el contexto de la visita a Washington del primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok, luego de la caída de Omar Al-Bashir, en abril de 2019. Representa un acercamiento histórico, pues desde 1993 se habían congelado las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Esto, a causa de que el gobierno de Estados Unidos consideró a Sudán como uno de los promotores estatales del terrorismo, acusación hecha contra Al-Bashir, lo que también impidió que el país norafricano fuera considerado para el alivio de la deuda por parte del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

A partir de la caída de Al-Bashir, se formó un gobierno de transición encabezado por Hamdok, que ha señalado tener como prioridad el restablecimiento de los lazos internacionales y buscar que su país sea eliminado de la lista negra estadounidense.

Según ha declarado el gobierno actualmente encabezado por Donald Trump, la preocupación principal de Washington es la reparación del daño para todas las víctimas del terrorismo en Sudán, aunque no descartan la posibilidad de cumplir con la solicitud de Hamdok.

Noureldin Satti es un experimentado diplomático que se desempeñó como embajador de Sudán en Francia en la década de 1990 y luego trabajó con las misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo y Ruanda.

Estados Unidos, por su parte, no ha anunciado quién será el diplomático encargado de viajar a Jartum. El nombramiento debería ser hecho por el presidente norteamericano y ratificado por la Cámara Alta.