Piden diputados extender atención medica del IMSS a empleados despedidos

La junta directiva de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, destacó la importancia de que durante la contingencia sanitaria, a los trabajadores despedidos que cotizaban en el ...

La junta directiva de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, destacó la importancia de que durante la contingencia sanitaria, a los trabajadores despedidos que cotizaban en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se les extienda el tiempo de atención médica al menos al 1 de junio.

Durante la tercera reunión virtual, en la que estuvieron funcionarios del IMSS, la presidenta de la comisión, Mary Carmen Bernal, destacó la conveniencia de que mientras dure la emergencia sanitaria “esos derechos sean ampliados. Todo lo que podamos hacer por los trabajadores valdría mucho la pena”.

“No se habla de una modificación a la ley, porque no se plantea, sino elaborar un punto de acuerdo para que el IMSS, de manera económica o por la vía administrativa, pudiera ampliar el término, dado el caso de que la contingencia se extendiera más tiempo”, explicó.

La legisladora del Partido del Trabajo (PT) refirió que la ley marca que cuando un derechohabiente pierde el empleo tiene un tiempo de gracia que otorga el IMSS para atención médica, pero es necesario especificar que muchos de ellos se quedaron sin trabajo desde el inicio de la emergencia y ahorita no tienen servicios de salud.

Afirmó que la atención que dará el IMSS a pacientes con coronavirus, sean derechohabientes o no, abre otro abanico de posibilidades hacia los desempleados con enfermedades crónico-degenerativas, que al no poder trabajar durante la contingencia y que rebasaron los dos meses adicionales de atención, podrían tener más problemas de salud al no continuar su tratamiento médico.

Por Morena, la diputada Susana Cano González propuso elaborar un punto de acuerdo para que durante el tiempo de la contingencia sanitaria “se amplíe la atención del IMSS a los trabajadores que han perdido su empleo y han sido despedidos”, debido a que ya rebasan los dos meses que marca la ley vigente y ya no tienen derechos en el Instituto.

El diputado Carlos Pavón Campos, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), afirmó que se posponen hasta por tres meses las citas médicas de enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión y diabetes, no relacionadas con la emergencia del coronavirus, y los pacientes no saben qué hacer.

En tanto, José Isabel Trejo Reyes, del Partido Acción Nacional (PAN), solicitó conocer el número de camas y ventiladores disponibles para los enfermos de COVID-19 en las clínicas del IMSS y conocer el estatus para prestar los servicios a sus derechohabientes y a todos los afectados.

Efraín Arizmendi, coordinador de las Unidades Médicas de Alta Especialidad del IMSS, aseguró que la institución atenderá a personas con coronavirus, sean o no derechohabientes.

“Se tienen cuatro mil ventiladores distribuidos en las unidades de segundo y tercer niveles de atención. La demanda institucional está cubierta”, aseguró el funcionario.

Además, apuntó que no existe diferimiento de citas en urgencias médicas ni procedimientos quirúrgicos, sólo en los casos de pacientes estables se está reprogramando y otorgándoseles recetas para que por tres meses obtengan medicamentos. Los hospitales no COVID-19 siguen atendiendo las demás necesidades de salud, como las oncológicas que requieren quimioterapia.