Continúa operativo policiaco en inmediaciones de hospitales de la CDMX

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) continúa con el “Dispositivo hospitales”, para evitar el estacionamiento irregular en las inmediaciones de 67 nosocomios de la Ciudad de México.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) continúa con el “Dispositivo hospitales”, para evitar el estacionamiento irregular en las inmediaciones de 67 nosocomios de la Ciudad de México.

En el operativo participan 141 policías, 50 unidades vehiculares, 20 bicicletas y una motocicleta, en el que oficiales evitan que los automovilistas se estacionen en lugares prohibidos u obstruyan el paso de los servicios de emergencia, lo que permite el acceso libre a pacientes que requieran acudir a los diversos nosocomios de la ciudad.

En caso de observar vehículos que infringan el Reglamento de Tránsito, los uniformados los retiran de los lugares prohibidos, y aquellos conductores que se encuentran en doble fila son exhortados a continuar su camino para mantener el flujo vial, y en caso necesario se aplica la infracción correspondiente.

Por ello, la SSC exhortó en un comunicado a los automovilistas y motociclistas a evitar estacionarse en los alrededores de los nosocomios para facilitar el libre tránsito de las ambulancias y evitar sanciones o el retiro de sus vehículos por no respetar el reglamento.

Asimismo, para prevenir contagios y evitar concentraciones de personas, realizan perifoneo del mensaje preventivo de permanecer en sus domicilios, y en caso de presentar síntomas por COVID-19, realizar las indicaciones debidas y pedir apoyo; además los uniformados obsequian cubrebocas a los transeúntes, automovilistas y al personal que atiende tiendas de conveniencia que no lo porten.

El operativo se suma al trabajo que realizan 809 efectivos adscritos a la Policía Auxiliar en 42 hospitales generales, de especialidades, maternos, pediátricos, clínicas y almacenes de salud.

Así como a las labores de 340 oficiales de la Policía Bancaria e Industrial, quienes permanecen en siete centros hospitalarios y sanatorios, con el objetivo de garantizar la seguridad personal y patrimonial de la población que acude a recibir atención médica y a los familiares que se encuentran en las áreas de espera, a quienes exhortan a mantener la sana distancia.

De igual forma, y en el marco de la Fase 3 de la emergencia sanitaria, los oficiales permanecen en las carpas instaladas en cada hospital y almacén que atienden a personas con síntomas de COVID-19, en las cuales proporcionan orientación a la ciudadanía que acude e ingrese a los nosocomios.

Además, los policías coadyuvan con el personal de salud para, en caso de alguna eventualidad, apoyar en las acciones necesarias y evitar la alteración del orden público.